7 marcas de ropa que no supieron adaptarse a los mercados

Esta nueva etapa de la moda nos ha traído grandes marcas que se han asentado como las más fuertes, sin embargo otras han reafirmado su poderío, y unas cuantas se han relegado del mercado, yéndose al olvido a pesar de brillar en su momento.

Las causas de la decadencia de estas marcas se debe a factores como la baja innovación, la apuesta a la cotidianidad, la falta de exposición o la baja respuesta a los consumidores, que siempre buscan la renovación de la ropa día tras día. Por esto, repasaremos 7 marcas que fueron desechadas no solo por la industria urbana, sino también por los adeptos a la moda streetwear en la actualidad.

Quizá te interese:
Ads Vidaprimo

 

SSUR

Especializada en camisetas, gorras y zapatillas inspiradas en el Hip-hop, esta marca ganó bastante popularidad en el año 2013 por su línea “Comme des Fuckdown”, y fue muy usada por los raperos de ese tiempo. Actualmente siguen ofreciendo ropa de muy buena calidad pero con escasa popularidad.


TASA

La marca de franelas, gorras, pantalones y suéteres, usada muchísimo por raperos a inicios de los 2000, se quedó en ese tiempo al no mover sus fichas con el nacimiento de otras compañías, hasta el punto que fue totalmente olvidada, sin anunciar nuevos lanzamientos y con su página oficial fuera de servicio.


10 DEEP

Fue de las más fuertes a finales de los años 90, ofreciendo excelentes prendas con mucha versatilidad, proporcionando un catálogo tanto exclusivo como casual. Desde el 2015 la compañía se relegó a sus fanáticos de antaño sin buscar cautivar a nuevos consumidores.


Been Trill

En el año 2009, Virgil Abloh, dueño de Off-White, en colaboración con JJJoundy y Heron Preston crearon Been Trill, un grupo de DJ’s y marca de ropa. Un proyecto colectivo con deportistas y raperos como Drake, Rihanna o Kanye, que generó un inmenso hype en la moda urbana, tocando techo en 2012.

No obstante, al bajar la emoción, el alto precio de las ventas en combinación con el bajo interés de los consumidores dejó a la marca en un punto neutral que no ha sabido romper hasta la actualidad.


HUF

Originaria del legendario skater Keith Hufnagel, HUF fue iniciada en 2002, apostando a la combinación del streetwear y el estilo patinetero de los 80s, con zapatos, playeras, suéteres y gorras, colaborando en su momento con Nike SB y el rapero Snoop Dogg. Esta popularidad de la que gozaba HUF decayó después del 2010, vistiendo ahora a pocos skaters de vieja escuela.


Mishka

Esta marca de ropa y sello discográfico con sede en Nueva York se centró en camisetas con colores llamativos, dibujos animados, superhéroes y diseños vintage, sumándole las gorras y suéteres que también contaban con bastante popularidad.

Pero mantener el equilibrio en industrias como las de la ropa es muy difícil, y se desvaneció inversamente al crecimiento de las que dominan el mercado actual, como Supreme, Palace o Champion.


OBEY

Formada en 2001 por el diseñador Shepard Fairey, esta marca se especializaba en difundir arte a través de su ropa, creando diseños muy atractivos y filosóficos.

En 2012 alcanzó un alto grado de popularidad por sus gorras y hoodies, aunque al no renovar su estilo, terminó sin amoldarse a lo que pedía la gente para los mediados de la década actual. Esta terminó totalmente desacreditada.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.