Los abogados que le salvan el pellejo a los raperos gringos

Killer Mike rapeó en el 2016 “cobran por hora, no puedo contratar a un abogado, porque si no eres Jigga o Puff, vas a la cárcel”. Se refería a los enormes líos con la ley de los que se han librado JAY Z Diddy gracias a los abogados.

Uno de los más famosos es Murray Richman, un neoyorquino veterano que se ganó el apodo de “Murray No Te Preocupes”. Durante los años 70 y 80 representó a integrantes de todas las familias de la mafia de Nueva York. A inicios de este milenio libró a JAY, Diddy, DMX y guardaespaldas de Snoop Dogg de cargos como posesión de armas, drogas, asalto y violación.

DMX actualmente cumple una condena de un año por evasión de impuestos, pero sin “Murray No Te Preocupes” a su lado lo hubiesen podido encarcelar por más de cuatro décadas.


Atlanta es el corazón del trap, un género que nació en el seno de la preparación y venta de drogas, así que sus exponentes necesitan cierta seguridad legal.

Allí entra en juego Drew Findling, el genio de las leyes que ayudó a Gucci Mane a salir de la cárcel antes de que terminara su condena, logró que desecharan los cargos por drogas y armas que enfrentó Migos, y consiguió que se desestimara un caso de posesión de arma de fuego de Waka Flocka Flame usando el argumento de que tenía una pistola en el aeropuerto porque había tomado por equivocación el bolso de su novia.


Julian Petty salva el pellejo de raperos desde un punto de vista financiero. Por ejemplo, ayudó a que Earl Sweatshirt firmara un contrato con Sony Music alterno al de Odd Future que le permitía estar bajo la misma compañía sin comprometer los derechos de su publicación y mercancía.

También fue el responsable de mantener todo en orden en el trato de Sprite con los dueños de la propiedad intelectual de The Notorious B.I.G. para escribir sus letras en las latas. También maneja los asuntos de Childish Gambino A Tribe Called Quest.


T.I. corrió a llamar a Steve Sadow al ser arrestado por discutir borracho con un guardia de seguridad que no lo dejó entrar a su residencia. Quizá se lo recomendó Rick Ross, el que lo contrató para enfrentar los cargos de secuestro y asalto agravado en el 2017. Ross no pasó un día en prisión. Durante el juicio le dedicó unas rimas a su queridísimo abogado. Steve quedó encantado y lo publicó en Facebook.

“Mi cliente Rick Ross estrenó una nueva rola, estás son las letras del tercer verso:

‘Salí con una fianza, así que debo vencer el caso,

medio millón a mi abogado, porque es el imbatible Sadow'”

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.