Leyendo ahora:
¿Es conveniente lanzar un álbum con muchas canciones?

¿Es conveniente lanzar un álbum con muchas canciones?

Un álbum con muchas canciones no es más que una forma de ofrecer a los fanáticos mucha música de un artista que aman. Es una herramienta para ayudar a lograr el éxito según lo regulado por la RIAA (Recording Industry Association of America).


Quizá te interese:
Ads Vidaprimo


Cuando Migos lanzó por primera vez la lista de canciones para Culture II, la respuesta inmediata de los fanáticos y los críticos fue de incredulidad. ¿Dos discos con un total de 24 temas? Eso parecía un poco excesivo. Sin embargo, muchos estaban dispuestos a pasar por alto la extensión. Siempre que el proyecto estuviera a la altura, todo iba a estar en orden.

Pero una vez que llegó la fecha de lanzamiento, el panorama fue distinto. Era evidente que nadie había tomado en cuenta cuánto duraría realmente el álbum. Con un tiempo total de una hora y cuarenta y seis minutos, Culture II es más que un álbum. Es una monstruosidad. Claro, tiene sus aspectos más destacados, la producción está en su punto y bien organizada, el tipo de sonido de trap que los fanáticos esperan del trío de rap de Atlanta. Pero, sigue siendo demasiado tiempo.

Nada en exceso es bueno. El álbum se siente increíblemente elaborado. Cuenta con varias pistas destacadas pero distantes entre sí, aunque sería injusto omitirlas. A veces, Culture II, suena muy repetitivo. El proyecto está repleto de características de alto calibre en un intento de ocultar la gran cantidad de rellenos. Pero no los culpamos, en casi dos horas es casi imposible lograr que todo sea una obra maestra. 

Entonces, ¿por qué publicar un álbum de 24 canciones cuando la calidad no está a la par de la cantidad? La respuesta a esa pregunta se puede encontrar en la forma en que se evalúan los discos en la industria. En los últimos años, la RIAA ha modernizado completamente el sistema de certificación “oro” y “platino” en los álbumes. Bajo la nueva metodología, se transmite una larga lista de servicios como Apple Music, Spotify, y Tidal.

Este fue un paso en la dirección correcta. Es evidente que el método tradicional de ventas de singles y álbumes disminuye cada año, ya que las masas han comenzado a cambiar las formas en que consumen música.

Sin embargo, el proceso en el que el streaming representa las ventas de álbumes es un poco más matizado de lo que parece. 150 transmisiones de canciones es igual a una descarga de canción pagada. A partir de ahí, diez descargas de canciones pagadas equivalen a una descarga de álbum. En pocas palabras: 1.500 transmisiones de canciones cuentan para la venta de un álbum.

Esto es problemático, y uno solo necesita hacer cálculos rápidos para ver el porqué. Para un álbum masivo de 24 pistas como Culture II , no importa particularmente si alguien escucha todo el álbum de principio a fin. Digamos, por ejemplo, que 1,500 personas escuchan solo una de sus canciones. Eso cuenta como una venta de Culture II .

En pocas palabras, no importa demasiado el contenido total. Al tener más temas, más oportunidades tienes de colar algún tema en los charts. Así que cuando se llega a esto, todo lo que realmente hace falta es uno o dos canciones exitosas y la magia estará hecha. Un artista por un tema, puede ganar cantidades iguales a las de las ventas de un álbum completo (y obtener una placa muy codiciada).

Nada de esto es una crítica a Migos o a su habilidad para hacer hits, solo tomamos el ejemplo. Llevan rato encabezando las listas y no han mirado atrás, lanzando un hit tras otro y mantienen su posición en la élite del género. Y si estamos siendo completamente honestos, no podemos culpar por completo a Migos por la duración de Culture II . El sistema actualmente implementado fomenta la cantidad sobre la calidad, y Migos son simplemente inteligentes y lo aprovecharon al máximo.

No fueron los primeros en aprovechar el sistema de esta manera, ni serán los últimos. En 2017, Chris Brown lanzó su octavo álbum de estudio Heartbreak on a Full Moon, un doble disco compuesto por 45 temas. La versión exclusiva incluye 12 pistas adicionales, para un total de 57. Entonces tenemos una duración de tres horas y dieciocho minutos, la versión exclusiva es más larga que Avengers: EndGame

No debería sorprender que el álbum obtuviese platino en solo tres meses después de su lanzamiento. Sí, los artistas deben tener la libertad de lanzar el tipo de música que quieran, cuando lo desean y en la medida en que lo consideren conveniente. Pero, cuando se llega al punto en que un álbum de primera categoría de uno de los artistas más grandes de la industria de la música tiene un tiempo de ejecución equivalente a un largometraje, sabes que hay un problema.

Entonces, ¿cómo se puede abordar este problema? La solución más lógica es que la RIAA cambie sus estándares de transmisión para no usar el streaming como una trampa, por así decirlo.

Los artistas no deberían tener que buscar formas de aumentar artificialmente sus números ahora que las ventas ya no son tan importantes como antes. Los tiempos han cambiado, y si bien la decisión de alejarse de la antigua métrica del éxito fue sin duda una decisión inteligente, ha tenido consecuencias que muchos no podrían haber anticipado.

Cada vez es más difícil apreciar la música dada la cantidad de proyectos que ya se publica a diario. Es bastante complicado mantenerse al día. La conclusión es que se debe hacer algo para resolver el sistema actual que incentiva el uso de hacks sin sentido para aumentar los números. Porque la cantidad no es igual a la calidad, y los fanáticos están al tanto de ello.

Lee a nuestros amigos de Vidaprimo: Cuatro momentos en los que los hijos de Bob Marley hicieron reggaetón

 

Comentarios de Facebook
Input your search keywords and press Enter.