El destino de Alex Kyza, el pionero olvidado del trap latino

Cuando Bryant Myers dice que “pegó el trap”, no es una declaración tan descabellada, su canción Esclava fue la bomba que inició la explosión de un movimiento. Sin embargo, ese sonido está más inclinado al R&B con temas de sexo y amor; las drogas y la muerte toman un segundo plano. El responsable de inyectar el estilo puro, traficante y violento del dirty south a Latinoamérica fue Alex Kyza.

“Yo traje el trap, creé un carril donde no había nadie”.


Nació en Puerto Rico y se crió en Nueva Jersey. Escuchando a Lito y PolacoMC Ceja y raperos gringos estableció un estilo bilingüe imponente que suena mejor por su voz ronca.

Conoció a De La Ghetto cuando grabaron Stuntin’ On The Corner e iniciaron una hermandad de negocios. Kyza produjo ocho canciones en Masacre Musical (2008), el álbum debut de “Geezy”, entre ellas Tú Te Imaginas.

En el 2010 estrenó su mixtape Traficando Man Vol. 1 bajo el sello de Masacre Musical. Lleno de bangers influenciados por el sonido de Atlanta, es el indiscutible predecesor del trap latino. Hosiando incluía gritos parecidos a los de Young Jeezy.


Los remixes de Kyza y “Geezy” a hits gringos como Stay Schemin’ hicieron que el público reconociera la versatilidad e innovación de ambos. El punto más alto de sus colaboraciones fue Llegamos A La Disco de Daddy Yankee, en la que tuvieron intervenciones estelares.

La hermandad terminó en el 2014. Alex explicó que “no tenemos problemas, pero cada uno agarró por su lado”. El lado de De La Ghetto lo dirigió a ser una figura definitiva en la nueva era musical con La Ocasión y recibir la gloria comercial tras firmar con Warner Music Latina en el 2016.

El destino de Alex Kyza ha sido la oscuridad y el olvido. Lanzó temas que se volvieron relativamente populares como En La Boca con Lary Over, pero su sencillo Qué Vamos A Hacer solo ha ganado 11 mil views en seis meses. Jordan, Palos, Yeezyz va por 19 mil en un mes con Lyan DVice de invitados.

Tiene 56 mil seguidores en Instagram y un promedio de 100 likes. En Twitter supera 47 mil followers pero la interacción es nula. Su números en Spotify están cerca de los 14 mil oyentes mensuales.

Es doloroso ver cómo cayó el hype del pionero de un subgénero musical, sobre todo por su talento para las rimas y la producción comprobable. Alguien tan versátil no puede perder vigencia, por eso confiamos en que podrá volver recuperar la popularidad. El respeto ya lo tiene.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.