Anécdotas de Shaquille O’Neal que definen lo que es “Shaq-tuar como un tonto”

Shaquille O’Neal, además de ser uno de los jugadores físicamente más intimidantes de la historia de la NBA y un humano gigante, es un tonto. Lo decimos con cariño, su sentido del humor es tan grande como él.

El programa que conduce semanalmente en TNTShaqtin’ A Fool (Shaq-tuando como un tonto) en el que detallando las jugadas bobas de la liga refleja su personalidad bromista.

La leyenda viviente se ganó esa reputación con honores gracias a anécdotas loquísimas que casi nos hicieron olvidar que podría aplastarnos con un pisotón. Estas son algunas de ellas.


 

Rush Hour en la vida real

¿Recuerdas la película original de Rush Hour en la que Carter pasa como media hora asumiendo que Lee no sabe inglés porque no habla? Algo parecido ocurrió entre Shaq y Yao Ming.

En una entrevista cara a cara con la estrella china, Shaquille contó que no supo que hablaba el idioma hasta el tercer año de conocerlo. Encestó encima de Yao, quien le respondió en perfecto inglés “buen tiro”.

“Le miré y pregunté: ‘¿Hablas inglés?’, y me respondió: ‘sí, nunca me preguntaste'”


 

Un millonario impaciente

En el 2008 llegó a Phoenix para ser parte de los Suns. Venía de Miami por jugar con Heat y su apartamento nuevo estaba totalmente vacío.

La impaciencia que lo caracteriza se apoderó de su mente y fue a Wal Mart para establecer un récord de compras para la empresa: $70 mil dólares en muebles, toallas, sartenes, computadoras, impresoras, playeras y otras cosas para su nuevo hogar.

El gasto fue tan monumental que American Express lo llamó para verificar que no le habían robado la tarjeta de crédito.


 

Un gigante desnudo

Su locura en Phoenix no terminó ahí. Según el exentrenador de SunsAlvin Gentry, el roster vivía en terror permanente por un reto semanal que implementó Shaq.

“Decidió que tenía que hacer un concurso de lucha libre brasileña desnudo cada pocos días o cada semana.

No sabías cuándo lo iba a hacer, pero sabías que un tipo de 2.15 metros y 140 kilos iba a atravesar la puerta desnudo e iba a correr a toda velocidad, te iba a sostener, poner contra el suelo y se revolcaría contigo.

Siempre le decía a los entrenadores quién era el objetivo, por lo que estaban preparados, pero los jugadores nunca sabían a quién le tocaba”


 

Una apuesta atrevida

En el 2015, O’Neal hizo una apuesta atrevida. Si Dwight Howard no llevaba a la victoria a los Rockets con 19 puntos y ocho rebotes, aparecería en un segmento del programa NBA On TNT en ropa interior.

Los Rockets perdieron y Dwight apenas anotó 13 canastas. Shaq cumplió con su palabra y apareció en televisión nacional sin pantalones… algo que, extrañamente, volvió a ocurrir después.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.