Con estos consejos puedes crear tu mejor apodo del género urbano

Si eres un exponente del género urbano, antes de querer cantar o producir, antes siquiera saber si tienes algún talento primero debes tener un nombre, un a.k.a, un apodo que cuando la gente lo escuche de inmediato quiera ir a darle play a tu canción.

Se supone que los nombres te los da la calle, el público, el corillo, pero eso pasó de moda, ahora tienes que sentarte como un Peter Parker diseñando su traje, para trabajar en lo que será el nombre más duro de la historia y derribar a John Eric “La Roca” que en realidad tenía la consistencia de un jellyshot.

Vemos que  Wisin se nombró “El Sobreviviente” y hasta ahora no sabemos a que sobrevivió, y Tempo se hizo llamar “El Narcohampon” y en la corte dijo que era mentira, lo que nos da la idea de que no importa si tu apodo tiene sentido o coherencia contigo, lo importante aquí es que suene bien calle, como “El Father” ¿qué más calle que un Father?

Toma en cuenta que en el género ya no cabe otro sinónimo de mandamás, todo era normal como cuando solo habían 150 pokemons mientras teníamos al Jefe y El Rey pero de pronto todo se salió de control y salieron: “El Patrón, El Líder, El Príncipe, El General, El Capitán” y por si fuera poco también tuvimos al “Jefe del bloque”, por si faltaba alguien más que diera órdenes. No más nombres de capataces y generales, gracias.

Hay quienes se convierten en entes, en presencias que envuelven algo como “La Melodía de la calle”, se supone que eso debería sugerirte algo bueno pero si la calle tiene una melodía suena a motores y gente apurada.

Farru se hacía llamar “El talento del bloque” un excelente nombre si eres el único tipo que canta en tu edificio. Nely es “El Arma Secreta” y no sabemos si está bien o mal saber quién es porque se supone que es secreta, y no suena muy comercial “El Arma Secreta a Voces”.

Siéntate a diseñar tu nombre e inspírate en sujetos como Victor “El Nazi” que quizás no sea nazi, ni alemán, ni ario ni tampoco sepa de Hitler o de ser incorrecto, pero la verdad suena bastante cool y denota que podría estar muy loco.

También tenemos a Kendo quien harto de recibir apodos por parte de terceros se puso en una onda italo-satánica y se hizo llamar Kendo Kaponi “El Demonio de la tinta. No hay límites cuando de un buen apodo se trata, si te fijas Tico era El Inmigrante” y aun vivía en Venezuela, Gringo no es gringo, Mexicano tampoco era mexicano, pero Alemán si es y Russian es jamaiquino.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.