La importancia de Bad Bunny y Ozuna para Puerto Rico es más que musical

Bad Bunny y Ozuna están en los mejores momentos de sus cortas pero impactantes trayectorias. Si revisas sus biografías, verás que demostraron su interés por la música a muy temprana edad, por lo que entienden lo mucho que un joven de Puerto Rico necesita para hacer realidad sus sueños.

De acuerdo a un estudio publicado este año, 83 % de los jóvenes boricuas viven en zonas de alta pobreza y enfrentan inestabilidad material, descomposición familiar y violencia.

Ambas estrellas han asumido la tarea de proteger a los suyos. Desde el 2016, Ozuna tiene la fundación Odisea Children para ayudar a niños de varios países como Haití y Argentina. Obviamente su isla natal no se escapa de su atención y este año se ha dedicado a ayudar con la recuperación tras el paso del huracán María.

En febrero le expresó esto a Billboard:

“Vamos poco a poco. Soy una sola persona pero estamos contribuyendo. Honestamente puedo decirte que mi iniciativa no tiene apoyo monetario de nadie, nadie me ayuda, viene de mi corazón. Tomo una parte de mis ganancias mensuales y la dono a mi fundación para distribuir con comidas calientes, regalos a los niños… Ayudamos a darle ropa y zapatos a gente sin recursos”

Hace unos días visitó otra comunidad empobrecida para motivar a los jóvenes. En su Instagram, invitó a colegas y público en general a aportar a la causa por los niños desde cualquier parte del mundo.

Bad tampoco ha dejado que la fama lo aleje de los problemas reales. En mayo fue recipiente de un reconocimiento de parte del Gobierno puertorriqueño por ser un joven emprendedor, ahora quiere generar oportunidades para que los jóvenes más necesitados tengan la oportunidad de alcanzar algo similar.

En medio de una ausencia documentada de las redes sociales, el “Conejo Malo” hizo una aparición sorpresa en el Teletón boricua para hacer una donación de $100 mil dólares a la fundación SER, en favor a los niños con discapacidad.

Antes, exactamente el año pasado había dado una muestra de su espíritu caritativo con la entrega de 15 certificados valorados en mil dólares cada uno que recibieron las familias afectadas por el paso del huracán Irma en las zonas Luquillo, Río Grande y Loíza para recuperar los hogares que tuvieron que abandonar.

En esa misma jornada, visitó su barrio natal para donar agua embotellada y alimentos no perecederos.

Bad Bunny y Ozuna, dos jóvenes estrellas que no han perdido las ganas de hacer del mundo un sitio mejor.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.