Blueface habló sobre el camino a la fama y el costo para conseguirla

El aclamado periódico americano The New York Times publicó una íntima entrevista con el nuevo boom de la escena del rap: Blueface. El nacido con nombre Johnathan Porter contó como “llegar a este punto fue solo 25% hacer música. Marketing, promoción, ser tú mismo (eso es lo que importa)”.

Blueface es 10 veces Johnathan” declaró el nacido en Ohio. “Cualquier rapero, no me importa que mierda te dicen, tiene dos personalidades distintas. No son iguales a como se muestran cuando están en casa”.

 

Quizá te interese:
Ads Vidaprimo

 

Cuando era un chico se mudó con su madre a Los Angeles, y ella quiso perseguir una carrera en la actuación. Su madre lo llevaba a audiciones para aparecer en comerciales, pero esto terminó cuando Johnathan decidió enfocarse en el deporte.

Fue a distintas secundarias en búsqueda de un mejor programa deportivo escolar para apoyarlo. Blueface jugaba fútbol americano y fue quarterback estrella de sus equipos escolares. Haber sido criado para el protagonismo en el campo lo ayudó en su carrera musical, “eres el centro de atención. Mantén tu equilibrio, la presión crea a los diamantes”.

 


Blueface era su nombre de calle y le cuenta a NYT que si su madre no se hubiera mudado lejos de él a Ohio no hubiera iniciado su carrera musical. “Creo que si ella estuviera en Cali cuando estaba haciendo mis cosas, no hubiera funcionado. Si yo estuviera en su nido, ella no hubiera estado de acuerdo con la mitad de la mierda que yo hacía. Permitió que Blueface fuera 100% Blueface”

Cuando salió de la universidad, se convirtió en un amo de casa. Cuidaba a su hijo Jevaughn mientras la madre del niño Jaidyn trabajaba. Pensó que podría ser un barber y creó una página de Instagram donde publicaba sus cortes y peleas de calle. Luego de que tuviera la oportunidad de visitar un estudio, decidió ser rapero e hizo una lista de objetivos para el éxito en la industria de la música, solo algunos tenían algo que ver directamente con la música.

“Nunca supe cuál era el sonido que quería hacer. No tenía influencias”. “Solo escuchaba mi voz en el micrófono y era como diablos, me gusta esto”. Publicó Deadlocs, una habladuría casual sobre un beat espeluznante de un viejo amigo Scum Beatz.

Decidió marcarse objetivos de reproducciones diarias y cuando grabaría videos. Luego empezó a hacer momentos virales, haciendo entrevistas informales en sus redes sociales preguntando sobre qué secundaria lo escuchaba más y visitando la secundaria para hacer una presentación improvisada. En vez de payasear para ganar seguidores, quería estar seguro de que su cara conectara con la canción. “Enviarla de sus oídos a sus ojos”.

 

Lee a nuestros amigos de Vidaprimo: Natti Natasha se une a Forever21

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.