El pasado de Kendrick Lamar está repleto de canciones increíbles

kendrick lamar

Este año Kendrick Lamar produjo y participó en el soundtrack de Black Panther, ganó un Pulitzer, encendió los escenarios de los premios Grammy y BRIT, además de estrenar colaboraciones con Nipsey Hussle (Dedication), Anderson .Paak (Tints) y Lil Wayne (Mona Lisa). Aún así, exigimos más música de “K.Dot”.

No hay noticias de que recibiremos un álbum nuevo este año, así que decidimos adentrarnos en su catálogo antes de ser uno de los raperos más populares del mundo.

Lamar saltó a la fama con su álbum debut Section.80 (2011). Descrito como un “calentamiento” por su autor, el disco recibió aplausos de los críticos y logró que Dr. Dre Snoop Dogg le cedieran “la antorcha” de la Costa Oeste. Es obligatorio escuchar A.D.H.D. Rigamortis.


Los fans apasionados de Kendrick no están impresionados con nuestra primera elección, quizás es “muy obvia”, pero apenas estamos empezando, viajaremos muy atrás en el tiempo.

A los 16 años y bajo el nombre artístico K.Dot debutó con el mixtape Y.H.N.I.C. (2003). En medio de su adolescencia se escuchaban señales de lo que sería su voz en el futuro.

En la canción Compton Life rapeó que su ciudad natal es más que “marihuana y mujeres”, irónicamente nueve años después cantó en el coro de The Recipe que la gente visita California por “marihuana, mujeres y el clima”. Otra rola que no te puedes perder del proyecto prematuro de Lamar es el remix de Go DJ, original de su ídolo Lil Wayne.


Para encontrar otros remixes geniales de su era K.Dot hay que visitar el mixtape No Sleep Til NYC (2007), grabado con Jay Rock. Si tu sueño es escucharlo en un beat de A Tribe Called Quest, reproduce Enjoy Life. Si deseas averiguar qué tal suena en un instrumental clásico de JAY Z, tienes que oír Dead Presidents III.

También lanzó un verso titánico sobre la pista de It Ain’t Hard to Tell de Nas y se lució con uno de los beats más reutilizados en la historia del hip-hop, Shook Ones Pt. II.


El moento más puro de su admiración por Lil Wayne llegó en el 2009 con el estreno del mixtape C4, en el que canalizó su “Weezy” interno e imitó el tono de voz para lanzar líricas en los instrumentales del álbum Tha Carter III (2008) como A Milli Mr. Carter.

Lamar siguió alabando a Wayne desde que alcanzó la fama, proclamándolo una leyenda y uno de los mejores de todos los tiempos.


¿Cuál proyecto del pasado de Kendrick es tu favorito? ¿Te gusta más su sonido viejo o el actual? ¿Crees que debimos incluir Overly Dedicated?

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.