Memorias del Cartel: Aquella vez que Babo casi fue a prisión por 40 años

Hace exactamente 4.222 días ocurrió un trágico hecho que casi envió a prisión a Babo por 40 años. La noche del 30 de marzo del 2007, se encontró en una calle de Nuevo León con su amigo de la infancia Ulises Buenrostro y el chofer del Cartel de Santa, Juan “El Micky” Chávez.

A las 8:40 p.m., Chávez escapó sangrando con heridas en la pierna y el cadáver de Ulises quedó en el sitio con tres tiros en la espalda. Babo se entregó a la policía.

Lo acusaron de homicidio calificado y uso de arma de fuego. Según su defensa, fue un accidente porque no planeaba asesinar a nadie, solo quería defenderse de “El Micky” con quien tenía “viejas rencillas”. Si lo hallaban culpable, podía pasar cuatro décadas tras las rejas.

Estuvo preso por nueves meses pero salió bajo fianza de 130 mil pesos en enero del 2008. Un mes después, el Cartel estrenó el álbum Vol. IV. En la última canción llamada Cosas de la Vida, Babo rapeó sobre el incidente.

“Ulises era compa’ y también buena persona. Recuerdo aquella tarde que llegaste a visitarme no’mas para avisarme que el traidor de Miguel Chávez estaba planeado matarme, que me pusiera al tiro porque el vato carga cohete y de lo único que hablaba era de que me iba a dar muerte. Te agradecí el informe y me despedí de ti, te dije ‘cáele al rato para echarnos una weed’.”

“Como ya estaba advertido pues ya traía mi escuadra, que salgo a hacerle frente parado en medio de la cuadra y ahí estaba Miguel con una mano en la espalda, me dijo ‘hasta aquí llegaste, te voy a chingar por cabra’. No lo pensé dos veces, saqué el cohete luego, luego, pero pa’ bajarle el pedo por eso tire pal’ suelo.”

“Y a mi compa’ Ulises que llegó a tirar mezquina, una bala de rebote le arrebato al vida.”


Babo corría el riesgo de que su libertad fuera momentánea y confesó días después de salir que “legalmente no sé cómo queda todo, luego tendré una junta con mi abogado”.

El tres de junio del 2008, la justicia lo exoneró del cargo de homicidio calificado porque determinó que fue accidental. La viuda de su “compa” lo perdonó y él le pagó 150 mil pesos de indemnización. Después de una noche mortífera, nueve meses de prisión y 280 mil pesos, Babo quedó oficialmente libre.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.