Era el verano de 2016, LeBron James acababa de llevar a los Cleveland Cavaliers a una impresionante remontada ante los Golden State Warriors en las finales de la NBA. Y Chance the Rapper pasó de ser el favorito de culto a un nombre familiar con Coloring Book, el mixtape que realmente era un álbum.


Quizá te interese:
Ads Vidaprimo


Han pasado tres años desde que Chance lanzó su último proyecto en solitario de larga duración, Coloring Book. Lanzado en mayo de 2016, fue un éxito, tanto de manera crítica como comercial, y consolidó el estado de Chance en el escalón superior del rap.

Los más pesados de la industria no querían tener problemas con Lil Chano, quien acompañó a las masas con un flujo amistoso, un coro conmovedor y una línea que decía ”¡Todo lo que tenemos es música!”. De esta forma se convirtió en el primer álbum solo para streaming que ganó un premio Grammy en la categoría ”Mejor Álbum de Rap”. De nuevo, no fue un mixtape.

Pero en un avance rápido de tres años, podemos ver que nada ha sido demasiado extraordinario. Todo lo que obtuvimos desde entonces es un álbum navideño. Al no atacar mientras estaba en la cima, Chancellor Bennett subió las expectativas para su próximo álbum.

En algunos géneros, esperar tres años entre lanzamientos no es mucho tiempo. Adele es una mega estrella del pop que estuvo cuatro años entre el 21 y 25, y esta última todavía se vendió increíblemente bien y ganó un Grammy por Álbum del Año. Sin embargo, el Hip-hop no es la mayoría de los géneros.

En este momento, es un género en el cual los fanáticos se han inundado de excelente música en los últimos tres años. De hecho, algunos críticos han lamentado no poder llegar a escuchar todo, porque el torrente de melodías ha sido demasiado para absorber. Este es uno de los grandes problemas para adaptarse al streaming.

En ese clima, una estrella del rap no puede permitirse el lujo de quedarse al margen durante demasiado tiempo. Claro, Jay-Z estuvo cuatro años entre la Magna Carta… Holy Grail y 4:44 (Pero, es Jay-Z). En general, es más aceptado que los veteranos con experiencia tomen años entre álbumes, aunque solo sea que necesiten tiempo para encontrar algo nuevo que decir.

Chance tiene 25 años y no es muy bien visto que tenga esos problemas. Mientras que él ha hecho una fortuna en festivales, Kendrick Lamar, J. Cole y Drake han lanzado álbumes muy populares y aclamados por la crítica.

Para ser sinceros, no se debe pedir a Chance que apresure su arte. Drizzy lanza una ráfaga de proyectos y sus resultados suelen ser variables. Demasiado contenido no va a asegurar el éxito. Cole parece haber encontrado el punto óptimo, lanzando álbumes de sólido a excelente cada dos años desde 2014.

Chance tampoco ha perdido impulso con su base de fanáticos. Coloring Book recientemente alcanzó 1.5 billones de transmisiones en Spotify, lo que demuestra que los fanáticos todavía quieren ver qué se trae Lil Chano. También hay una razón espiritual para el retraso. Chance, un cristiano, dijo en diciembre de 2018 que iba a tomarse un tiempo para viajar y estudiar la Biblia.

Su incursión en su fe es admirable, ya que recientemente completó su unión y se casó con su amor de larga data, Kirsten Corley. Y será interesante ver cómo afectará su unión a su ”álbum debut”. Una cosa es segura: Después de más de tres años de descanso, su álbum debe ser un palazo de niveles absurdos si quiere mantenerse relevante.

Chance the Rapper se burló de su próximo LP en las redes sociales en febrero, compartiendo un video en Instagram respondiendo a las constantes solicitudes de los fanáticos sobre el estado del proyecto.

“He estado haciendo música, y es gracioso cuando las personas me comentan comentarios como ‘Hey, ¿dónde está la música? Necesitamos un álbum ahora'”.

View this post on Instagram

Jooly 👀👀

A post shared by Chance The Rapper Owbum (@chancetherapper) on

Horas más tarde, Chance reveló la fecha de lanzamiento de su próximo álbum con un par de tweets bastante concisos.

En la misma serie de tweets en los que anunció el lanzamiento de su próximo LP, Chance explicó lo que separa su álbum debut de mixtapes como Acid Rap y Coloring Book. “Siempre me sentiré inmensamente orgulloso de lo que hice con Coloring Book, pero ya sucedió, hizo historia pero ya pasó. El álbum tampoco será Acid Rap“.

Entonces, esto significa que se viene con algo totalmente diferente. Es difícil de descifrar, especialmente dada la variedad de singles que dejó caer en 2018. De manera sonora, los lanzamientos como My Own Thing, Work Out y Wala Cam encajan perfectamente con el ambiente de Coloring Book.

Por otro lado, temas como I Might Need Security y 65th and Ingleside presentan algunos de los compases más arriesgados y refrescantes en su carrera. Solo el tiempo dirá cuál es el camino.

Lee a nuestros amigos de Vidaprimo: La marca Pull & Bear y Rosalía sellan una nueva alianza