¿Por qué es tan difícil crear un clásico en la música latina?

Una de las acusaciones más populares hacia la música callejera de nuestros tiempos es que carecían de clásicos, una afirmación súper falsa sabiendo que cuando se empezó a decir ya teníamos a The Noise como el arma mortal para nostálgicos.

Nuestros detractores se equivocaban en cuanto a la existencia de canciones inmortales, pero lo que sí era real, es que eran muy pocas motivado a un asunto de juventud. Estábamos frente a un fenómeno demasiado joven como para compararse con la Salsa, el Rock y hasta con la desaparecida balada en cuanto a clásicos, de manera que nuestros referentes más antiguos eran canciones como Cierra los ojos, AlertaAquel que había muerto y todo ese repertorio repartido entre los muchachos de The Noise y Vico C.

Los verdaderos clásicos de la música latina arrancan a partir de 2001 hasta 2010, cuando Daddy Yankee repotencia su estilo para enfrentar la llegada del nuevo milenio, también aparecen: Don OmarTego Calderón; toman auge Wisin y Yandel, más una sangre nueva bastante fuerte que ayudó a gestar canciones que hasta hoy siguen sonando.

A pesar de esto hay otro detalle y es que un clásico del sonido urbano no es igual a uno de otro género por una razón bastante particular: el tiempo de vida.

La música urbana tiene una capacidad de renovación brutal, estamos hablando de un estilo musical en el que prácticamente a diario tienes un estreno. Estamos hablando de que mucho antes de los tiempos de la música streaming podíamos ver años en los que se estrenaron 20 discos de reggaetón y que luego con la estrategia de sacar sencillos y piratearlos a la calle, todos los días podíamos encontrar una nueva rola mejor que la de los días anteriores.

Esto genera una competencia voraz y se convierte en un asunto de consistencia, de manera que entre tanto material la creación de un clásico requiere un trabajo excepcional, distinto, planificado y proyectado a ser una tema inmortal.

Aquí es donde se diferencian muchas compañías, productores y cantantes, aquí es donde entendemos por qué cada tema que suelta Daddy Yankee es un clásico, porque todo su trabajo es hecho con la minuciosidad necesaria para darle vida eterna.

Te Boté es un ejemplo de clásico y de cómo llevar un proyecto hasta sacarle el máximo provecho, con sonidos innovadores, un remix excepcional y una propuesta planteada para no ser el material genérico que podría estar haciendo el resto.

El sistema de la música urbana se gestó con una dinámica muy rápida, esa renovación tan veloz que hacia parecer una moda a lo que termino siendo un fenómeno social y cultural, obliga a que la competencia sea brutal, exista muchísimo material y muchos terminen siendo genéricos, de modo que un clásico de la música latina amerita mucho más que ganas de sacar una canción.

De todas maneras, escuchando el repertorio de los Mambo Kingz pudiéramos tener una idea bastante cercana de cómo se crean canciones inmortales en nuestra música favorita.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.