¿Cómo Dr Dre descubrió a Eminem gracias a un becario?

Eminem es una leyenda viviente. Aún a día de hoy, sigue haciendo historia después de 20 años de carrera. Pero no todo fue sencillo en su trayectoria. Por situaciones ajenas a su voluntad, casi nos perdemos, sin saberlo, a una de las estrellas más grandes del hip-hop mundial.


Quizá te interese:
Ads Vidaprimo


Antes de llegar al nuevo milenio, Dr Dre, estaba atravesando una crisis artística. Solía ser reconocido por haber trabajado con Tupac, Snoop Dogg y tener algunos de los himnos más memorables de la época. No obstante, sus últimos dos discos, habían representado un fracaso. Por ello, su disquera dejó de tener plena confianza en él.

Planeaban deshacerse de Dre, a lo que Jimmy Lovine, co-fundador de Insterscope, se negó rotundamente. Básicamente diciendo que si despedían al artista, también prescindían de sus servicios. Forjando inmediatamente, una alianza totalmente improbable.


Decidieron un día, escuchar en un garaje múltiples cintas que enviaron a la disquera. Con ánimos de ver si encontraban una joya escondida. Y fue entonces cuando sonó la que pertenecía a Slim Shady. A lo que el intérprete de Still Dre, respondió con un rotundo “¿Qué mierda es esta, y quién la hizo?, ponla de nuevo”.

La cinta la hizo llegar a manos de los productores, un becario. Este chico, asistía constantemente a las batallas de freestyle en las cuales participaba Eminem, y le pidió una de sus demos. Incluso, Em recuerda el momento preciso de la petición. Y recuerda haberle otorgado una de sus copias con algo de escepticismo.

En tal solo unos días de haber escuchado la maqueta, Marshall ya se encontraba en Interscope hablando sobre su futuro musical con una de las figuras más famosas del mundo.


Lee a nuestros amigos de Vidaprimo: Becky G confiesa a quién le dedicó “Mayores”


 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.