Leyendo ahora:
La historia completa de cómo Kanye West se hizo famoso

La historia completa de cómo Kanye West se hizo famoso

Conoces sus locuras de hoy y gracias a nosotros sabes cosas de su vida de las que nadie más tiene idea, es hora de contarte la historia de cómo Kanye West se hizo famoso.

Kanye Omari West se crió en Chicago, Illinois, como hijo único. Su mamá Donda West, una ex activista de derechos humanos convertida en profesora de inglés con doctorado, reveló que era un niño muy determinado desde que tenía tres años.

A los cinco, en el camino de vuelta a casa de unas vacaciones, Kanye escribió un poema en el asiento trasero del carro. “La frase que aún recuerdo es ‘los árboles se están derritiendo de negro’, otoño estaba terminando y los árboles no tenían hojas, él vio cómo las ramas se oscurecían contra el cielo y las describió de la manera en que lo haría un poeta”, relató.

Creó su primera instrumental a los 12 mientras planeaba el soundtrack de su propio videojuego inspirado en Mario Bros pero con “penes y vaginas gigantes”.

Un año más tarde convenció a su mamá de pagar 25 dólares por una hora en un estudio para grabar la primera canción que escribió, Green Eggs and Ham (“huevos verdes y jamón”). Donda conocía a la madre del futuro productor famoso No I.D. y los juntó para que trabajaran juntos.

La obsesión de Kanye por la música no conocía límites. Abandonó la universidad y se encerró en el sótano de casa desarrollando su talento. En la canción Spacechip contó que creó cinco beats diarios durante tres veranos seguidos en busca de la perfección.

MIC reseñó que su primera gran venta de un beat fue a un rapero local por ocho mil dólares, pero las puertas empezaron a abrirse con el álbum debut de Jermaine DupriLife in 1472 (1998).

Hoy el nombre de Dupri no causa impresión, sin embargo a finales de los años 90 era reconocido por ser el responsable del éxito de Usher y producir el debut de Destiny’s Child (grupo de Beyoncé).

Jermaine usó el beat de Kanye para la primera canción del proyecto, Turn it Out, en la que también participó NasLife in 1472 se posicionó como el tercer disco mejor vendido en Estados Unidos.


“Ye” se mudó a Nueva Jersey para estar cerca de Nueva York y los raperos neoyorquinos se interesaron en él. Produjo para Dead PrezLil KimMase y otros.

El nuevo milenio le regaló la oportunidad más grande de su carrera hasta ahora. JAY-Z Dame Dash, fundadores de Roc A Fella Records, sintieron que sus beats serían perfectos para The Blueprint (2001), el sexto álbum de JAY.

Se encargó de cuatro temas, entre ellos el sencillo Izzo (H.O.V.A.), la primera vez que JAY-Z entró al top 10 de las canciones más populares de Estados Unidos. “Yeezy” hizo un cameo en el video (adelanta hasta el minuto 4:51 para verlo).


La revista Rolling Stone incluyó a The Blueprint en su lista de los 500 Álbumes Más Grandiosos de Todos los Tiempos. Kanye, ahora uno de los mejores productores del momento, siguió creando beats para grandes artistas. En el 2002 hizo el beat de Guess Who’s Back de Scarface y cantó el coro.

Las metas de “Yeezus” nunca contemplaron quedarse en las sombras, siempre ambicionó estar bajo los reflectores, por lo que decidió perseguir un contrato como rapero.

Nadie estaba interesado en firmarlo como vocalista, solía salir llorando de las reuniones en las que lo rechazaban. Acudió a Dame Dash y JAY, quienes no estaban muy convencidos por la misma razón que las otras disqueras: Kanye West no era convencional.

Un productor que rapeara no era la norma pero tampoco era descabellado, Dr. Dre y Jermaine Dupri demostraron que era posible triunfar en ambos terrenos.

El problema con Kanye, en palabras de Dame y Jay, era que usaba camisetas rosas con el cuello levantado, mocasines y que “era obvio que no estábamos hechos de la misma manera, nosotros crecimos en las calles y tuvimos que hacer de todo para sobrevivir y aquí estaba Kanye, que según lo que sabíamos, nunca tuvo que sobrevivir en las calles”.


Finalmente Dame se resignó y decidió darle un contrato de artista para que no se les escapara su preciado productor. West puso manos a la obra y en el 2004, después de un puñado de retrasos relacionados a su naturaleza perfeccionista, debutó con el álbum The College Dropout.

En la primera semana vendió casi medio millón de copias (obligao’). La misma razón por la cual las disqueras lo rechazaron resultó ser la clave del éxito.

Además de la producción impecable con samples de clásicos de R&B y soul, el público amó la imagen estilizada, sensible, graciosa y no criminal de “Yeezy”. Así Kanye West se hizo famoso.

The College Dropout tuvo logros muchísimo más importantes que el premio Grammy a Mejor Álbum de Rap y una nominación a Álbum del Año (cosas que recibió), pues los fans jóvenes que no estaban envueltos en las calles encontraron a un ídolo.

Marcó la vida de millones, en especial la de un adolescente canadiense sensible, consentido, de clase media, criado por una madre soltera, llamado Aubrey Drake Graham, quien encontró en Kanye la inspiración musical necesaria para abandonar la actuación y perseguir sus sueños en el hip-hop.

Comentarios de Facebook
Input your search keywords and press Enter.