Curiosidades sobre Vico C: joyas de mentira, “la mano de Dios” y más

En junio de 2010, Vico C rompió en llanto durante una conferencia de prensa sobre su musical, Vico C: La Historia. Al terminar la reunión, su esposa, Sonia Torres admitió frente a los periodistas que estaban atravesando un momento difícil en su matrimonio.

La pareja de “El Filósofo” intentó entregarle un sobre frente a los presentes, pero el rapero no lo aceptó y prefirió irse. Sonia aseguró que por culpa del nuevo equipo de trabajo de Vico, la situación financiera de su familia decayó, al punto de perder una casa que poseían en Orlando, Florida.

Casi exactamente nueve años después, en mayo de 2019, Vico C se enfrentó cara a cara con la muerte. Fue su aún esposa quien lo halló convulsionando en el baño de un restaurant y alertó a su hermano para llevarlo al hospital.

Un hombre que el 18 de mayo estaba “totalmente morado, con espuma en la boca y los ojos para arriba”, ya el 20 estaba hablando de escaparse del hospital para grabar una canción que se le había ocurrido.

Ese es Vico, “el papá” del rap latino, quien a pesar de volverse adicto a las drogas y caer preso por lo mismo, se levantó una y otra vez para entregarnos una discografía increíble. Ahora, te contaré algunas curiosidades sobre su vida, con ayuda de las entrevistas de Chente Ydrach, Piso 13 Mega 97.9.

Quizá te interese:
Ads Vidaprimo

 

Lee a nuestros amigos de VidaPrimo: J Balvin anunció fechas de su gira ‘Arcoíris Tour’


Sus héroes de la infancia eran los bomberos. Sufría de estreñimiento y la única forma en que sus padres lograban hacerlo ir al baño, era diciéndole que los bomberos también iban.


Es el único artista que posee un Latin Grammy de la desaparecida categoría Mejor Álbum Rap/Hip-hop (Vivo), y uno de la categoría que la reemplazó, Mejor Álbum de Música Urbana (En Honor a la Verdad).


Como no tenía carro, sus primeros casetes los vendió en el “punto” de su vecindario donde traficaban droga.


El accidente que cambió su vida ocurrió en 1992, cuando se cayó de una motocicleta en su natal Puerto Rico. La triple fractura de tibia no fue lo peor, sino que se le infectó el tejido y tuvieron que ponerle un fijador externo.


Sus problemas con las adicciones se originaron en el hospital, cuando se recuperaba de ese accidente. Por primera vez le inyectaron morfina y se desencadenó su drogadicción.


Su papá es veterano de la guerra de Vietnam.


La cadena de aparente oro que usó para las fotos del álbum Misión: La Cima, era falsa.


Los CDs de su álbum En Honor a la Verdad, salieron cubiertos por una copia del dibujo que hicieron sus productores para pedirle a los encargados de la cárcel en la que estaba recluido Vico, que lo dejaran grabar.

Básicamente, es una lista ilustrada de los instrumentos que necesitaban: micrófono, laptop, entre otros.


El papá de Ozuna solía ser uno de sus bailarines.


Considera que Jowell y Randy son uno de los dúos “más completos” del género urbano.


No cree en la teoría de la evolución de Charles Darwin.


La mano que aparece en la portada de La Recta Final, es “la mano de Dios”.


No sabe absolutamente nada de mecánica de carros.


Su primer contacto con la religión fue escuchando la letra que cantaron los coros cristianos en el funeral de su amigo, quien fue asesinado a los nueve años, cuando Vico tenía siete.

Le dijo a la BBC que “tuve entonces temor e interés en la palabra de Dios y no fue sino hasta el año 1993 cuando di un paso para aceptar el cristianismo, y de allí para acá he tenido mil levantadas y recaídas.”


Viernes 13 fue la última canción que grabó para La Recta Final.

Solo les quedaba media hora en el estudio y Vico no quería escribir ni grabar otra. Tuvo una pequeña pelea con DJ Negro hasta que finalmente accedió a componerla.

Menos de 25 minutos más tarde, una de las canciones memorables de su catálogo, estaba lista.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.