El antes y el después de DMX: De perro salvaje a aspecto de adicto paranoico

DMX debutó oficialmente a finales de la década de los 90 para acabar con la era que tenía a los raperos famosos arropados en el pop, vistiendo trajes brillante. Con gruñidos, ladridos, furia y dolor en su voz, se estableció como el “perro” más salvaje de Nueva York.


Había un problema, esas emociones rabiosas eran reales, no parte de una imagen para las cámaras. “X” es un hombre atormentado por demonios personales que ha tomado muchísimas malas decisiones (drogas, delitos) que han resultado en decenas de arrestos y varias sentencias.

En el 2010 se declaró culpable por asalto agravado. Dos meses después salió de la cárcel y grabó un piloto para un reality que iba a retratar su reformación. Tres meses después fue arrestado nuevamente.

Actualmente, en bancarrota, cumple una sentencia de un año por evasión de impuestos. Su camino ha sido tan tumultoso que hay un sitio web dedicado a decir si está en la cárcel o no.

¿Sabes cuántas veces tienes que ir a la cárcel para que la gente tenga que entrar a una página para saber si estás preso? Demasiadas para nuestro gusto. Los problemas en su vida han tenido un efecto deteriorante en su cuerpo y lo dejaron luciendo como un adicto paranoico… y quizá lo es.

 

Antes


Después

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.