“Look Mom I Can Fly”: el sentido documental sobre la vida de Travis Scott

Netflix estrenó su nuevo documental, el cual se centra en la vida artística de Travis Scott. Look Mom I Can Fly, está enfocado en seguir de cerca la carrera del famoso cantante de trap, su trato con los fanáticos, su relación amorosa, su paternidad, sus influencias desde pequeño y sus llamativas actitudes tanto dentro como afuera de los escenarios.

El documental rápidamente nos pone en contexto, introduciendo su famoso escándalo en un concierto celebrado en Arkansas, donde la anarquía se adueñó del evento y el mismo Travis fue detenido por la policía.

Un punto importante del largometraje son sus magníficas performances, donde destaca su interacción con el público, convirtiendo sus espectáculos en algo digno de admirar. Saltos al público, inclusión de fans al escenario, firma de camisetas, e inclusive se ven imágenes regalando sus propios sneakers. Esas son algunas de las acciones que toma el rapero en sus conciertos.

 “Eso es un espectáculo. Es gritar, saltar de un lado al otro. Es importante incluir a los muchachos, si yo fuera ellos, me comportara de la misma manera en un concierto mío.”

Algo bueno para apuntar son las imágenes del presente entrelazadas con videos de su infancia, principalmente buscando esa evolución entre su mamá criándolo y él criando a su hija Stormi, al lado de su esposa Kylie Jenner, la que considera el amor de su vida, repitiéndolo en varias ocasiones.

A medida que pasan los minutos nos damos cuenta de la gran actitud que tiene Travis con su círculo, su familia y sus fanáticos, plasmándose como alguien carismático y alegre.

Algo para resaltar es la insaciable sed de éxitos de Scott, identificándose como alguien muy trabajador y dedicado 100% a su música. Estuvo presente en el proceso creativo de su álbum Astroworld, día y noche sin descanso, buscando rozar la perfección en cada una de sus canciones para lograr el efecto deseado. Un disco que despegara aún más su carrera y marcara pauta en la música urbana.

A pesar de todo su esfuerzo, que le valió dos nominaciones a los premios Grammy, Travis perdió ambas, hundiéndose en depresión y dudas acerca de su carrera.

 

Sin embargo, como recompensa por su trabajo, el alcalde de Houston, Sylvester Turner, le otorgó la llave de la ciudad por todos los servicios que ha ofrecido, incluyendo el festival de “Astroworld” en honor al demolido parque de diversiones, acompañada de la frase: “Debemos decirle a la gente que a veces, no conseguimos lo que queremos, pero no hay que rendirnos, hay que intentarlo una y otra vez”.

Tras ver el documental completo, es imposible no sentir empatía por Travis, un tipo que vino desde abajo y escaló muchísimos peldaños para lograr posicionarse en la actualidad como uno de los artistas más influyentes de la música urbana, y que seguro quedará para la historia, como él mismo dijo:

“Quiero que mi legado quede ahí, quiero inspirar al mundo y dejar un camino de inspiración, ayudar a jóvenes a lograr sus sueños.”

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.