Y entonces la NBA sintió el verdadero miedo.

Han pasado casi ocho meses desde que los Pelicans decidieron usar su pick número uno en el Draft 2019 de la NBA en la bestia que promete dominar la liga en los años por venir: Zion Williamson. Vinieron anuncios, contratos, vistazos, y una serie de eventos que fueron generando expectativa hasta que en último juego de pretemporada en New Orleans, Zion salió lastimado de la rodilla en una larga lesión que lo ha mantenido fuera de las duelas por meses. Hasta ahora.

 

De acuerdo a reportes de Mitch Lawrence, el monstruoso pívot de 19 años estaría prácticamente listo para debutar en la asociación, siendo el juego del próximo jueves contra el Utah Jazz el día de su presentación.

 

No obstante, su participación en el juego estaría limitado solo a unos minutos, circunstancia con la que el prospecto de Duke seguirá trabajando a lo largo de la temporada. “Ya está practicando y jugando 5 vs 5. Estamos evaluando cuándo jugará, aunque al principio será de manera muy limitada”, estableció el coach Alvin Gentry.

 

Los Pelicans han trabajado de manera meticulosa en el proceso de recuperación de Zion, incluso creando una dieta especial que ayude en términos de peso y sobrecarga en la rodilla. Y al parecer les funcionó, pues aunque el niñote aún no ha debutado, ya ha dejado un par de vistazos de su show previo a partidos. Y también se ha quedado dormido en la banca.

 

 

 

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.