Recordamos “El Malo” de Héctor Lavoe y Willie Colón, los primeros bad boys latinos

A finales de los años 70 despertó en el mundo un interés por la música latina, y esta vez el sonido se gestaba desde Nueva York con las sazones boricuas, dominicanas y un condimento a base de los sabores culturales que se movían en la gran manzana.

Se trataba de una mezcla sonoridades latinas aromatizadas por las calles neoyorquinas que resultaba en una especie de aderezo musical que llamaron Salsa. En el año 67 específicamente, fue cuando este sonido obtuvo su soplo de vida de la mano de la combinación más letal que ha parido nuestra música: Hector Lavoe y Willie Colon. El primero un ponceño con un registro vocal envidiable que salió a probar suerte en USA con solo 17 años, el segundo un NewYork-Rican con el oído más privilegiado de su generación, unidos por Johny Pacheco para empezar el imperio de los primeros bad boys de la música latina con el disco El Malo.

Se trataba de la primera producción de Willie Colon que verdaderamente empezó a grabarse en el 66 desde Alegre Records, sin embargo el sello se fue a la quiebra y el proyecto se detuvo hasta que recibió la propuesta de Fania Records con la condición de buscar un nuevo vocalista, y ahí es cuando aparece Héctor para terminar el disco.

Cuando se estrena en el 67 fue una bomba en todo sentido, desde la estética hasta los sofisticados sonido que plasmaba Willie como líder de la orquesta, trayendo elementos de mambo-jazz, son montuno y timbales endemoniados de parte de Nicky Marrero, guaguancó, pianos de blues y boogaloo.

“No hay ni discusión, el malo de aquí soy yo porque tengo corazón”

La imagen de gangsters fue una pieza importantísima que le brindó mucha identidad al material de los chamacos que para entonces contaban con 17 (Willie) y 21 años (Héctor).

El aura callejera se plasmaba desde las imágenes que adornaban el disco hasta las letras que soltaba Héctor con ese tumbao urbano y caribe que logró identificar a los jóvenes latinos de la época y que trascendió generaciones sirviendo de influencia para la estética y actitud de muchas vertientes de la música callejera que aparecieron años después en Latinoamérica.

El MaloBorinquén fueron los sencillos que pusieron en el mapa a esta producción y en la boca de todos los nombres de estos dos muchachos, que terminaron convirtiéndose en leyendas de la música y se encuentran en la historia como los primeros bad boys latinos.

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.