Esta es la historia de cómo Outkast predijo que el rap sureño controlaría la industria musical

“El sur tiene algo que decir” fueron las palabras de un joven André 3000 que entre abucheos subía al escenario acompañado de su inseparable Big Boi a recibir el premio Source a Artista Nuevo del Año.

No tuvo que haber sido fácil celebrar un galardón entre las bullas y pitos del público dominante del Hip Hop, el de New York que se unía a los muchachos de la costa Oeste en contra del resultado. Pero era muchísimo más difícil que unos tipos de Atlanta desplazaran a los tradicionales de New York y California en cualquier renglón, cuando se trataba de hip hop, sin embargo estos muchachos lo lograron y dejaron un mensaje que 20 años después cobraría sentido, y les daría la razón a estos visionarios de la música rap.

Southerplayilistcadillacmuzik fue el nombre del álbum que puso al sur de los Estados Unidos en el mapa del hip hop y esto no era normal, la cultura callejera tenía su epicentro en la gran manzana y cuando empezó a caer aparecieron Dr Dre y sus amigos para hacer de las suyas, convirtiendo a Los Ángeles en otra plaza tradicional del rap con su sonido característico, pero ¿el sur? una región que los americanos asocian con vacas, campesinos y esclavitud no podía ser la cuna de la nueva revolución del ritmo musical, que apareció como la voz de las minorías oprimidas y la vida callejera en los grandes centros urbanos, pero fue exactamente lo que pasó con la primera producción de los prodigios de Georgia.

Firmados por el sello pionero del rap en Atlanta: LaFace RecordsSoutherplayilistcadillacmuzik se convirtió en disco de platino en USA.

André 3000 y Big Boi se encargaron de retratar a la perfección la cotidianidad del afroamericano del sur, sin cambiar el acento que los representaba y rescatando todos los elementos de su cultura popular para crear el sonido más autentico en forma de rap.

En la música juegan con las influencias de los hogares negros sureños, mucho funk y soul se dejan escuchar entre las baterías de rap, los clásicos coros del blues y soul, son mezclados en algunas rolas del disco y encajan a la perfección. No hay desperdicio en esta producción que inmediatamente se convirtió en un disco culto entre los amantes del boombap a nivel mundial.

Pero el genio de los Outkast no queda ahí, en 1995 mientras eran abucheados por el público de Nueva York, el joven André 3000, deja claro que el sur tiene un mensaje que dar y que seguirán sabiendo de ellos.

20 años después nos damos cuenta que estas palabras fueron proféticas, el sur de USA fue la cuna de la revolución en la industria del rap que cada vez se fue influenciando más por los sonidos de Atlanta, Houston, New Orleans y Miami. El trap que controla la industria musical en este momento es el resultado de las insurrección sureña, que se fue colando de a poco hasta meterse por completo en el adn del rap estadounidense y mundial, marcando la norma del sonido que atrae a todos en este momento.

Todos estos son acontecimientos son traídos por los nietos musicales de esos jóvenes que en el año 95, entre pitos, le advertían al mundo que algo importante estaba pasando en el sur.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.