Hablemos de El Tachi, el futuro musical de Panamá que casi se apagó

El Tachi empezó a sonar en Panamá en el 2015 cuando tenía apenas 17. Su popularidad se encendió con Bandolera, el sencillo de Yemil. Era una de las caras frescas de la nueva ola de panameños que con dancehall, reggae en español, trap y contenido explícito fluían en una categoría musical que denominaron “canela”.

Inmediatamente fueron criticados por artistas del pasado e intentaron censurarlos, como suele ocurrir con los sonidos creados por una generación joven.

El Tachi, escribiendo canciones desde que era un niño, tenía mucho tiempo soñando con una oportunidad para brillar.  No pretendía permitir que las malas vibras detuvieran su ascenso.

 

“No los juzgo y tienen su experiencia, estoy enfocado en mi música y en mi público”.

A pesar de las críticas, su talento era imposible de ocultar. El Chombo, la figura legendaria de la música latina, ícono panameño y uno de los principales detractores de la canela, aclaró su opinión sobre El Tachi:

“A mí me parece que es uno de los mejores talentos que Panamá ha visto en mucho tiempo ¡Qué habilidad para escribir!”

Superando todo lo negativo, El Tachi estaba ganando cada vez más reconocimiento en la nación, pero en marzo del 2017 fue detenido por posesión de arma de fuego ilegal.

Como informó Telemetro, había sido condenado a 60 meses de prisión, pero logró mediante acuerdo de pena que se le modificara la sentencia principal por trabajo comunitario de 120 semanas. En un par de día tendrá la audiencia de ejecución de pena en la que se comprometerá a cumplir con la ley de ahora en adelante.

Uno de los artistas en ascenso más prometedores de Panamá estuvo cerca de estar encerrado por cinco años. Aprovecha el tiempo y escucha a El Tachi siendo un romántico salvaje.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.