Leyendo ahora:
Eminem sería crucificado si sus canciones sangrientas salieran hoy

Eminem sería crucificado si sus canciones sangrientas salieran hoy

Eminem tuvo a su primera hija Haillie Mathers a los 24 años. Desesperado por hacer dinero, estrenó un álbum titulado Infinite (1996) con el objetivo de sonar en la radio de su natal Detroit.

Fue un fracaso rotundo, se deprimió y con la mezcla de alcohol y drogas nació “Slim Shady”, un álter ego violento casi psicópata al que no le importaba nada y cuya misión era enojar al mundo. Estrenó Slim Shady EP (1997), llamó la atención de Dr. Dre y el resto es historia.

El ascenso a la fama de Eminem fue astronómico y objeto de intentos de boicot por sus letras de abuso doméstico, violaciones y otras situaciones sangrientas.


¿”Slim Shady” podría triunfar si debutara en esta era? Habría espacio para él en la nueva ola del trap liderada por personajes polémicos, pero nos cuesta creer que hubiese alcanzado el estatus de icono con las redes sociales presentes. Lo más probable es que sería crucificado por la opinión pública.

Sin obviar el talento increíble de “Em”, entendemos de dónde surgieron los críticos que no entendían su visión artística escandalosa. En Low Down Dirty, la primera canción después del intro de Slim Shady EP es la peor carta de presentación que puedas imaginar ¡Le “aconsejó” a sus fans practicar la violencia doméstica!

“Abofetea mujeres, apoya la violencia doméstica, patea el trasero de tu perra mientras tus hijos observan en silencio.”


En 97 Bonnie & Clyde narró una historia macabra: maneja hacia la playa acompañado de su pequeña hija para deshacerse del cadáver de su esposa.

“Vamos, Haillie, vamos a la playa, agarra unos juguetes y deja que papá te ponga el cinturón ¿Que dónde está mamá? Tomando una siesta en el maletero ¿El olor? Debe ser que papá pasó por un charco.

Sé lo que piensas, es un poco tarde para ir a nadar, pero sabes cómo es tu mamá, ese tipo de mujer que hace cosas locas y una rabieta si no consigue lo que quiere. No juegues con el cuchillo de juguete de papá, cariño, suéltalo.”


Eso estaba lejos de ser la peor carta contra un integrante de su familia. Kill You presentó una historia en la que torturaba y violaba a su mamá y le recordaba a sus críticos que era muy tarde para detener su éxito.

“Baja las manos, perra, no voy a dispararte, te voy a acercar a esta bala y la voy a empujar hasta enterrártela ¡Cállate, zorra! Estás causando mucho caos, solo dóblate y recibe esto como una zorra, ¿está bien, mamá?

‘Oh, ahora está hablando de violar a su propia madre, abusar a una puta, inhalar cocaína ¿Y así le dimos una portada en Rolling Stone?’ Así mismo fue, perra, y ahora es demasiado tarde.”

 


Cuando lo acusaron de ser homofóbico, respondió de la única manera que “Shady” podría hacerlo, escribiendo versos cargados de ataques contra la comunidad homosexual en Criminal.

“Mis palabras son como una daga con bordes dentados que te acuchillarán en la cabeza sin importar si eres un maricón o lesbiana o un homosexual, hermafrodita o un transexual travestido en pantalones o vestido.

¿Que si odio a los maricones? La respuesta es sí ¿Soy homofóbico? No, simplemente tú eres heterofóbico, viendo a mis jeans, mirando cómo mis genitales se abultan.”


Un tipo con serios problemas, ¿no? Eminem era un absoluto lunático y ganó decenas de enemigos, pero eso no importa cuando tienes legiones de fans que te siguen contra viento y marea durante más de 20 años de carrera.

Comentarios de Facebook
Input your search keywords and press Enter.