¿Pacto o genética? Tenemos pruebas de que Enrique Iglesias no envejece

Todo el mundo habla de Pharrell o de Keanu Reeves cuando se trata de juventud eterna, pero la música hispana tiene a su ídolo joven perpetuo. Enrique Iglesias nos ha demostrado que la vejez le tiene miedo.

Si hay incrédulos, miren esta foto de sus primeros años en la industria:

Ahora posa tus ojos sobre esta cara de bebé a los 42 años:

View this post on Instagram

#fbf with Mad Max

A post shared by Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) on

No se trata de que simplemente no haya envejecido, es que luce muchísimo mejor. La clave para aceptarlo está en la evolución de las portadas de sus discos.

Su debut homónimo (1998):

Vivir (1997):

Cosas del Amor (1998):

Enrique (1999):

Escape (2001):

Quizás (2002):

(2003):

Insomniac (2007):

Euphoria (2010):

Sex and Love (2014):

Ya sabemos lo que puedes decir, la cantidad de retoques que lleva una portada de un disco es infinita, mucho más si se trata del álbum de una de las estrellas más reconocidas.

Míralo disfrutando bajo el sol, sin preocupaciones, lejos de los reflectores:

View this post on Instagram

I shrunk my #dog 😜#miami #love #dogs

A post shared by Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) on

Si sus gemelos heredan la impresionante genética está por verse. Por ahora son la cosa más tierna del mundo:

View this post on Instagram

can't get enough of my sunshine

A post shared by Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) on

La razón de su permanente belleza es un misterio hasta para el mismo Enrique. En el 2014 reveló que su “entrenamiento” se trata de tomar una pesa, hacer 10 repeticiones y ese es el fin.

Dijo que su figura se la debe a su mamá, Isabel Preysler, que a sus 67 años se mantiene hermosa.

Otras veces se ha insinuado que se mantiene en tan buena forma por sus sesiones de sexo intenso con su esposa, Anna Kournikova.

View this post on Instagram

#monday #backatit 💪🏻 📹 @ashleypeeler

A post shared by 🐾 Anna 🎈Аня (@annakournikova) on

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.