En 2002 apareció The Last Don, el primer álbum de Don Omar con la dosis suficiente para que el mundo se rindiera a sus pies y lo coronara como el rey.

16 años han pasado desde entonces y 6 discos a cuestas reafirmaron a Don en el trono de la música latina, sin embargo su imagen y estética durante este tiempo han ido mutando en personajes que distan muchísimo uno del otro y que no tienen ningún tipo de relación, pero como es Don Omar, ¿para qué lo íbamos a cuestionar? Lo dejamos ser y en cada una de sus etapas nos regaló producciones que quedaron para la posteridad.

Así era nuestro muchacho cuando en 2002, no dio un golpe a la mesa sino una patada y marcó golazos como Dale, DileAunque te fuiste.

En este momento mostraba la estética del rapero genérico que todos (excepto Tito) llevaban para el momento, ropa ancha y muchas joyas como lo dictaba la norma del bad boy latino a inicios del 2000. Pero el éxito de The Last Don lo llevó muy lejos, tanto que la imaginación de Don voló alto, se dijo a sí mismo que el podía ser lo que quisiera y así llegó King of Kings con su primera mutación.

Y entonces se convirtió en una especie de caballero medieval con espada y armadura que cantaba dancehall, como se mostró en el video de Salió el sol y en los conciertos de su gira King of Kings. La verdad era bastante extraño que un sujeto vestido como si viniera de sacar la espada del Rey Arturo, te cantara La Batidora, pero no era cualquier sujeto, era Don Omar y nada importaba, de modo que venía preparando su siguiente mutación y con la que sorprendería al mundo porque su nuevo estilo no era solo en estética, también su música estaba influenciada, hablamos del Don Omar androide.

El Don Omar versión” Terminator” apareció en 2009 con Idon, un disco marcado por los elementos electrónicos que traía más allá del autotune. El concepto de esta producción iba de la mano con la nueva estética del hijo de toñita, sonaba robótico y el también se veía como uno en cada video que salía, por ejemplo en The Choosen podemos ver su transformación y en Virtual Diva Dentro de mí con Chino y Nacho ya lo vemos usando sus nuevos poderes.

Pero llegó el día en el que Don colgó los circuitos y volvió a ser humano de nuevo, convirtiéndose ahora en el líder del Orfanato. Entonces teníamos a un señor cool que le cantaba a los problemas callejeros junto a sus hermanitos menores Kendo Syko y que además era tropicaliente con rolas y videos como Danza KuduroTaboo. Desde ahí pasó al que tenemos en este momento que no saca música nueva, pero sigue siendo un señor cool, empresario y  tranquilo.

Así fueron las raras etapas que atravesó Don durante su carrera, es un tipo que hizo lo que quiso y le funcionó, su público se mantuvo fiel ya sea de maleante, rey Arturo o androide, porque la calidad de su material nunca decepcionaba.

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.