La evolución musical y conceptual de Tyler, the Creator

El lanzamiento de IGOR fue digno de una obra maestra. Ya que estamos todos hablando de Tyler, the Creator, echamos un vistazo a la evolución musical y lírica del artista y todos los cambios que ha tenido su concepto a lo largo de su carrera.


Quizá te interese:
Ads Vidaprimo


En el mundo del entretenimiento, el impacto de un artista sobre las masas es una pieza clave. En el Hip-hop, lidiar con padres preocupados y romper los moldes de la ética conservadora ha sido casi un arte innato por parte de los que han marcado tendencias.

Lleno de ideas y de representaciones brutales de asesinatos, violaciones y cualquier otra cosa que él considerara apropiado, el hombre de Ladera Heights aprovechó el poder irritante de sus pensamientos más depravados y los colocó a la vanguardia de su música.

El proyecto debut de Tyler, Bastard, marcó la pauta de lo que vendría. Un sonido envuelto en letras introspectivas y, a veces, vengativas. Dotado de acordes conmovedores en el piano y sintetizadores, cada pista contiene una energía única que ha sido atractiva para las mentes adolescentes receptivas. Esas mentes han sido un público fiel desde que surgió la cultura.

A medida que su fama continuaba transformándose y mutando, llegó a definir el apogeo de OFWGKTA y les proporcionó una audiencia que iba desde las cabezas de Hip-hop a los consumidores más orientados al indie-rock.

Construida sobre la reputación de caóticos shows en vivo y mal comportamiento, la devoción de sus fanáticos llevó al líder del grupo y su diversa variedad de amigos para hacer lo que quisieran en el ámbito de la música, la moda e incluso la televisión.

Pero los inicios no fueron tan calmados. Reventado por las organizaciones LGBT, por su uso de líneas homofóbicas, los sentimientos oscuros y el quiebre moral de los primeros trabajos del artista. Todo esto lo llevó a innumerables peticiones de boicots y prohibiciones tanto en el Reino Unido como en Australia. Sin embargo, al igual que todos los artistas nacidos de controversias, los efectos de la indignación funcionaron como catalizadores de la carrera.

Tyler y personajes como Earl Sweatshirt, y Domo Genesis, han seguido haciendo música que es totalmente diferente a la que los catapultó. Pero, mientras que cada uno de estos viajes han sido emocionante de contemplar, ninguno ha sido tan emocionante como el cambio de Tyler. Pasar de ser un recipiente para la indignación juvenil a un artista de alto calibre. Una vez motivado por el deseo de hacer “mierda para molestar a los viejos blancos”, ha resurgido y con un enfoque distinto.

Sin embargo, lo que hace que su evolución sea tan convincente es que no se ha regido por ninguna tendencia. Su ”fórmula” se aleja mucho del panorama comercial. Después de la baja crítica de Cherry Bomb, Tyler construyó un cuento alrededor de Flower BoyUna salida conceptual acompañó el nuevo álbum de Tyler, the Creator que ya mostraba parte de su evolución. Evitó los disfraces y los errores de la era anterior en favor de la honestidad sin reservas. Un proyecto melancólico mostró su afinidad por la belleza de la música soul y el jazz.

Mostrado en casi todos los temas, su inclinación por los grandes y radicales arreglos fue innegable en Flower Boy. Aunque sorprendió a muchos, cualquier fan a largo plazo de Tyler ya sabía que tenía la capacidad de crear obras de belleza musical. Entre todas las declaraciones sobre Bastard, sus revelaciones contundentes se vieron contrarrestadas por la aparición de progresiones de acordes. Su modo de hacer música viene de influencias que se extendieron mucho más allá del ámbito del Hip-hop.

Aparte de su bien publicitado amor por Pharrell, son estas influencias las que impregnan más su producción. Además, no parecen estar sujetas a cambios. Lanzado el 17 de mayo, IGOR, el nuevo álbum de Tyler, ha presentado fragmentos de ese sonido mientras que muestra una clara influencia de sonidos electrónicos. Todo esto podía intuirse desde el lanzamiento del teaser.

Cuenta con colaboradores frecuentes como Pharrell, A$AP Rocky, Frank Ocean y Kali Uchis. También hace equipo con Playboi Carti y Ryan Beatty. Sin duda que Tyler está operando con una confianza renovada y una sensación de desafío que había perdido a raíz de la respuesta a Cherry Bomb.

A lo largo de su carrera, Tyler ha sido un eterno marginado. Es propenso a fusionar sonidos y texturas de una manera que muchos consideran poco convencional. Un hombre que se gana la vida rehusando conformarse o mezclarse, este concepto arroja luz sobre cómo se percibe en los medios de comunicación y en los círculos internos del Hip-hop.

La evolución de Tyler, the Creator es una de las más fascinante del siglo 21. Desde lo provocador hasta ícono de la cultura pop. Lo que queda claro al reflexionar y volver a revisar su carrera es que ha logrado la rara hazaña de mantener su personalidad intacta. Además, su habilidad para crear fragmentos de sonido de interés periodístico ha conservado su potencia.

Lee a nuestros amigos de Vidaprimo: ¿Merece Juanes cerrar el Rock Al Parque?

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.