El futuro incierto de la Salsa, el Merengue y la Bachata por no tener generación de relevo

¿Desde cuándo estas categorías musicales no pegan una rola? ¿Cuál fue el último salsero u orquesta que rompió las listas? Desde hace 15 años o quizás más, los géneros tropicales están experimentando una fuerte caída que podría llevarlos rumbo a su desaparición.

No se trata sobre que el Merengue dejará de ser escuchado o que nadie coreará Salsa de nuevo, de hecho, estos ritmos siguen sonando en todas las fiestas, radios y calles de Latinoamérica como sonido local, pero si detallamos qué canciones suenan, únicamente son los clásicos, esas canciones que rompieron la escena hace 30 y 40 años atrás.

Héctor Lavoe, El Gran Combo de Puerto Rico, Wilfrido Vargas, Jossie Esteban y La Patrulla 15 por mencionar algunos, son parte de los referentes del sonido tropical que hasta hoy se siguen escuchando y son influyentes, sin ningún tipo de renovación más allá de la ocurrida en los 90s con el Merengue House, y a finales de esta misma década con grupos como DLG que dieron un nuevo aire a la Salsa.

Santiago Matías a.k.a Alofoke trajo a la mesa este debate hablando específicamente de la Bachata y el Merengue, los ritmos tradicionales de la República Dominicana que fueron exportados a todo el continente desde los 70s y que en este momento se encuentran estancados sin innovaciones, ni una nueva generación de artistas que continúen el legado de las orquestas que abrieron las puertas al principio.

En su análisis compara al mundo musical con una piscina en la que el flujo de agua debe ser constante para renovar y limpiar la que se encuentra en uso, lo mismo ocurre en la NBA donde pasaron de Jordan a Kobe y luego a Lebron cada uno marcando una época.

Estas comparaciones son bastante acertadas y encajan a la perfección con lo que ocurre dentro de los géneros tropicales. Si lo comparamos por ejemplo con la música callejera, en algo más de 30 años han aparecido varias generaciones de artistas que le han dado nuevos aires, sabores y vida a este sonido que hasta hoy continúa renovándose con nuevas caras.

Proyectos como Sangre Nueva y Los Benjamins sirvieron de trampolín para posicionar en la escena a esos talentos frescos que empezaban a dar pasos y que en este momento son artistas consolidados como Arcángel y De La Ghetto.

El Vallenato es otro caso particular de renovación, en un contexto similar al del Merengue que como música tradicional de un país terminó exportándose hacia todo el continente, sin embargo durante los últimos 15 años aparecieron artistas como Jorge Celedón Silvestre Dangond que sirvieron de relevo a la vieja escuela e hicieron que este ritmo continuara vivo; nada de esto ocurrió con la Salsa, el Merengue y la Bachata.

Es claro que siguen saliendo cantantes jóvenes que crecieron con la influencia de la salsa vieja y el merengue tradicional, pero estos proyectos no terminan de despegar como el caso de N’Klabe, la orquesta juvenil boricua que traía un concepto atractivo de Salsa que terminó diluyéndose. Además, tienen una competencia durísima frente a los ritmos urbanos, que ahora mismo experimentan una fiebre del oro, de modo que todos los interesados en ser artistas, quieren hacerlo sobre un rap o dembow, convirtiéndose en otra fuerte razón del declive de la música tropical.

El rescate está en manos de la nueva generación como una vez lo hicieron Proyecto Uno, FulanitoSalsa Kids, los ritmos tropicales están en un momento anacrónico a falta de esa revolución de modernidad que los coloque de nuevo en la mesa principal, como hicieron Aventura Romeo con la Bachata, que aunque quedó estancada en la figura de este último sin más competencia o generación de relevo, puso al ritmo dominicano en todas las listas de éxitos.

La música tropical está a la espera de ese genio que le dé un soplo de vida, lo alimente de nuevas ideas y sonidos y despierte el interés de las masas para levantar de la cama a un movimiento que en este momento se encuentra dormido, estancado, y con posibilidades de desaparición.

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.