Hip-hop y K-Pop: La conexión que dio vida a BTS y a sus colegas

Miles de kilómetros y diferencias de idiomas separan al occidente y oriente del mundo, pero al K-Pop no le importa. Meticulosamente, la industria del pop surcoreano ha roto toda clase de fronteras a través de los mejores agentes: fanáticos enardecidos.

Oficialmente, las compuertas se abrieron en 2012 con el Gangnam Style de PSY, el fenómeno viral que batió cuatro récords Guinness. Cada cualidad de PSY era vistosa, extravagante, ¡un showman completo! Pero en su núcleo, y desde el inicio de su carrera, la mejor manera de describir al coreano como artista reside en una palabra: rapero.

Eso nos trae al 2019, año en el que la boy band de K-Pop, BTS fue nombrada en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo según la revista TIME.

BTS es integrada por siete integrantes, de los cuales cuatro son raperos, incluyendo al líder, R.M. (alias Rap Monster). La conexión entre el K-Pop y el Hip-hop es profunda. Sencillamente, el primero no sería lo que es, sin el segundo. A continuación, lo detallamos.

Seo Taiji and Boys y H.O.T.

Esos fans enardecidos a los que nos referimos al principio, en el caso de BTS, se denominan Army. Son las siglas de “Adorable Representative M.C. for Youth” (“Adorable M.C. Representante de la Juventud”), usando la abreviatura de Maestro de Ceremonia (M.C.) popularizada por el legendario Rakim.

Y es que el K-Pop se moldeó a semejanza de la cultura Hip-hop desde su revolución en los años 90, gracias al trío Seo Taiji and Boys.

En cuatro años (1992-1996), lanzaron cuatro álbumes influenciados por rap, R&B y rap rock, llegando a vender más de siete millones de copias. Era un estilo pop con pinceladas contestatarias contra el sistema establecido.

Uno de sus mayores hits, Come Back Home es básicamente una copia de Insane in the Brain de Cypress Hill (B-Real aclaró que no les importó).

Mirando este y otros videos de la época dorada de Seo Taiji and Boys, es notable que su sentido de moda también estaba inspirado en la rapper streetwear noventera: bucket hats, beanies, overoles, ropa extra ancha, jerseys y atuendos de esquiar.


Seo Taiji and Boys decidieron separarse en 1996, cuando eran más populares que nunca. El trío que sentó las bases del K-Pop dejó un vacío que la empresa S.M. Entertainment buscó llenar con el quinteto H.O.T.

S.M. tomó la idea de rap, R&B, rap rock, coreografías y tendencia streetwear de Seo Taiji, e hizo lo que las compañías mejor saben hacer: institucionalizarlo. Buscaron a jóvenes con potencial latente y los entrenaron artísticamente hasta volverlos un fenómeno juvenil rompecorazones. Nacieron los Idols.

La mayoría del catálogo de H.O.T. es fácil de digerir, con tonadas suaves de R&B y rap pop, pero hay sorpresas como You Got Gun? que son el plato fuerte. Si te gusta el G-Funk, esto te encantará.


La razón de ser de Super Junior, Big Bang, BTS y WINNER

Originalmente, H.O.T. existió hasta el 2001, pero este primer período (junto al boom de Seo Taiji and Boys), se usó como mapa para las siguientes generaciones de bandas de K-Pop, las cuales han homenajeado a sus predecesores.


Los Idols no se han limitado a honrar a sus inspiraciones coterráneas. Sin importar la discografía que revises, seguro aparecerá un homenaje a un éxito de rap estadounidense.

  • En The Boys, las chicas de Girls’ Generation versionaron parte de las memorables líricas iniciales de Rob Base que se escuchan en It Takes Two.
  • Dos integrantes de Big Bang, Taeyang y G-Dragon, usaron en I Need a Girl, parte del coro de Girls, Girls Girls de JAY-Z, Biz Markie, Slick Rick y Q-Tip.
  • Para sorpresa de muchos, uno de los integrantes de WINNER mencionó, en el tema Island, la infame frase “shimmy shimmy ya” de Ol’ Dirty Bastard.
  • En Somehow de DIA, se oyen las voces de Chuck D Flavor Flav, extraídas del himno de Public EnemyBring the Noise.
  • BTS ha sampleado a J. Cole (Born Singer), Run D.M.C. (War of Hormone) y Kendrick Lamar (School of Tears).


La Materialista se mete en problemas por 2NE1

La difunta girl band 2NE1 tuvo mezclas curiosas con el Hip-hop, llegando a samplear U Can’t Touch This de MC Hammer en Can’t Nobody, adicional a colaboraciones con will.i.am y M-Flo. Nada de eso es tan raro como la controversia con la rapera dominicana, La Materialista.

En 2012, la banda logró un hit internacional con el electrorap I Am The Best. El sonido llegó hasta República Dominicana, donde La Materialista utilizó “el instrumental, el aire, la melodía y uno de los coros; de todo lo otro, hice una composición de letra de mi autoría”, según sus propias palabras.

La estrenó bajo el nombre de Chipi Cha Cha y pronto enfrentó una acusación formal de plagio en su contra. En una entrevista, la dominicana afirmó que no podía cantarla hasta que le cambiara el instrumental.

Finalmente decidió definirla como “cover”, por lo que el video de Chipi Cha Cha sigue disponible en YouTube, con más de dos millones de views y 25 mil “No Me Gusta” en contra de 23 mil “Me Gusta”.


Los raperos norteamericanos que aman el K-Pop

Antes de la globalización del K-Pop, los raperos norteamericanos ya tenían el ojo puesto en el otro lado del mundo. Kanye West y Malik Yusef colaboraron con el trío JYJ en el tema de 2010, Ayy Girl.

Recientemente, hemos escuchado a PSY con Snoop Dogg, BTS con Desiigner y a R.M. con Wale Warren G. Estrellas nuevas y veteranos del rap estadounidense han demostrado su amor por el K-Pop sin haber colaborado.

Method Man tuvo un cameo en el video LIFTED de CL. Lil Uzi Vert dijo en Twitter que “ama” a la banda femenina GFRIEND por sus “pasos de baile grandiosos y bellas voces”. Lil Yachty improvisó (o intentó hacerlo) sobre el beat LOLLIPOP de Big Bang, en un set decorado con figuras de cartón de la boy band, ¡en serio!


El futuro está en manos de Corea del Sur

El K-Pop y el mundo están listos el uno para el otro, y por eso hay que agradecerle al Hip-hop. Sus grandes pioneros, Seo Taiji and Boys y H.O.T. buscaban inspiración en la música de Heavy D., Rage Against the Machine y Cypress Hill para sus producciones. Hasta PSY, hoy recordado como un danzante cantautor, solía samplear a N.W.A. en sus inicios.

Es una máquina bien aceitada que finalmente está capitalizando en el mercado latino y anglo, a pesar de las denuncias sobre una supuesta forma de esclavitud a la que son sometidos los Idols bajo contratos con productores y empresas.

A medida que esto ocurre, el rap y el trap coreano puro viene ganando terreno. Hace un par de años, Keith Ape conmocionó con It G Ma. Pronto, Drake estrenará un reality de competencia de raperos en Corea del Sur, donde el gran premio es una colaboración con él.

Enormes cantidades de atención, dinero y talento están siendo atraídas por la industria musical más grande de Asia, la cual no sería la misma sin el Hip-hop. Cada vez que disfrutes de BTS o cualquiera de sus colegas, recuerda agradecer internamente a la cultura que iniciaron los afroamericanos e hispanos pobres en Nueva York.

Lee a nuestros amigos de Vidaprimo: J Balvin y Bad Bunny son los responsables de llevar el reggaetón y el trap latino a Coachella

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.