Analizamos como el hip-hop ha generado influencia en los temas interraciales

La cultura hip hop en esencia habla de unión, en un principio se trataba de la unión entre las minorías afroamericanas y latinas que se veían oprimidas por las desigualdades sociales, abuso policial y las condiciones de miseria que se vivían en los barrios marginados de Nueva York y todos los Estados Unidos.

A través de las distintas ramas de este movimiento empezaron a unirse todas esas pandillas con problemas callejeros, y se le dio fin a los conflictos por medio de la competencia, así raperos, grafiteros, bboys y Djs median sus skills en paz, usando expresiones artísticas.

Con la masificación de la música rap, este vínculo que al comienzo enlazaba a unas minorías empezó apuntar a un objetivo más grande, a una unión sin importar razas, ya había Djs de otras religiones y raperos con otros colores de piel, el rap ya sea por cuestiones de ventas o principios tenía que continuar impulsando esa unión.

Desde las primeras rimas, los raperos no se han quedado callados, las denuncias ante el abuso policial eran las más recurrentes y así desde la vieja escuela hemos escuchado a Public Enemy o NWA, hacer frente a esta realidad a través de sus declaraciones y canciones de protesta.

Chuck D de Public Enemy es uno de los personajes más comprometidos con esta causa, de su imaginario vienen las primeras producciones del grupo que mostraban un contenido súper fuerte de denuncia, critica además de retratar a la perfección la cotidianidad de las minorías.

El hip-hop nace a finales de los 70 y era la primera vez que aparecía un movimiento tan arrollador encabezado por minorías, durante los últimos 30 años las revoluciones musicales a través del rock, pop y punk fueron lideradas por blancos.

Sin embargo el grito de estas minorías retumbó de una manera tan impresionante, que canciones como Changes de 2pac, If I Ruled The World de Nas con Lauryn Hill, se convirtieron en himnos para todas esas comunidades víctimas, y también para todos aquellos que apoyaban la causa.

Apartándonos de la corriente gangsta, la música rap es un grito de unión diciendo que aquí hay espacio para todos. Pero si le prestamos atención a la corriente gangsta donde los enfrentamientos y las drogas son el fundamento de las letras, no existen ataques hacia otras razas o religiones, salvo la excepción de alguno que ignore los códigos de la cultura.

El tema racial dentro del hip-hop es fundamental, pero desde el punto de vista de la denuncia y la crítica, aunque es una cultura que empezó liderada por minorías al masificarse, se abrió la puerta a todos, y es que no puede existir discriminación dentro de un movimiento hijo del mestizaje donde latinos y negros dieron el primer paso, y luego todos los colores de piel dieron su aporte, sino me creen pregúntenle a los Beasties Boys que eran blancos y judíos o a un tal Eminem.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.