La historia del disco “Indestructible”, la venganza salsera de Ray Barretto

indestructible

Si creías que las tiraderas y los conflictos musicales eran un mal (o bien) exclusivo del rap, estabas equivocado. Este asunto parece más un tema de origen, y así como el rap vino de las calles, también lo hizo la salsa 20 años antes y trajo consigo algunas rencillas históricas dentro del género.

Una de ellas está protagonizada por el maestro y director de la orquesta Fania All Star: Ray Barretto, un prodigioso NewYork-Rican que se convirtió en uno de los iconos de la salsa y el latin jazz durante los años 60 y 70, a través de su orquesta que contaba con una de las mejores voces del momento: Adalberto Santiago.

Indestructible

Siete años estuvieron juntos estos dos gigantes con siete producciones a cuestas, con Ray en la dirección y sus clásicas congas y Adalberto sobre el micrófono dando vida a la música con sus soneos.

Pero en el año 72 ocurrió algo que un tipo como Barretto nunca esperó, puesto que más que un director de orquesta era un padre y maestro para todos: cuatro integrantes del grupo encabezados por Adalberto Santiago se marchan para fundar La Tipica 73 junto a Johnny “Dandy” Rodriguez Jr, el legendario percusionista que fue bongosero de Tito Puente a los 17 años.

Indestructible

La partida de los cuatro músicos fue un golpe brutal para Ray Barretto, quien era conocido por ser un tipo hipersensible. La situación no era fácil, estamos hablando de que Adalberto Santiago, la sensación de aquella época después de Héctor Lavoe, había dejado una orquesta con la que tenía siete años, arrastrando con él a tres integrantes más. Ray no tardó en recuperarse del golpe, cubriendo el puesto de Adalberto con la voz del gran Tito Allen y al año siguiente estrena el álbum Indestructible.

Indestructible

El nombre es una clara referencia a la situación que atravesó, además en la portada aparece sacando un traje de Superman, complementando el mensaje que quería enviar a quienes lo abandonaron. Pero no solo en la estética y el nombre; Ray Barretto ataca en su disco con Lágrimas de Cocodrilo donde Tito Allen lanza un coro que reza “Yo te lloraré, con lágrimas de cocodrilo” y  soneos como:

“te fuiste como el cangrejo / dando marcha para atrás / no quiero nada de ti / lárgate y déjame en paz”

 

La última rola del álbum es Indestructible, un clásico de la salsa, de la música latina en general y también una tiradera directa y sin contemplación para Adalberto Santiago y los músicos que se marcharon a La Típica 73. Un ritmo endiablado, poderosísimo, donde Barretto descarga su furia sobre las congas y Tito Allen escupe soneos venenosos como:

“Cuando en la vida se sufre una herida / porque se pierde sangre querida / en ese momento coge el destino en tu mano echa pa’ lante mi hermano / con la ayuda de nueva sangre”

“Cuando en el alma se siente un dolor / por la traición que te brinde un amigo / en ese momento piensa que todo es posible / que con la sangre nueva esta la fuerza indestructible”

El coro genera un hype brutal que se mantiene con la descarga de conga, bongó y timbales, nunca baja la potencia de esta rola porque Barretto pretendía demostrar quien tenía el control y además la sangre nueva para seguir matando la liga. Aunque los antiguos compañeros se volvieron a reunir en el 79 para el álbum Rican/StructionIndestructible representó la venganza salsera de Ray Barretto.

https://www.youtube.com/watch?v=ZXAxZZm6Z7w&t=1216s

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.