J Balvin muestra sus tatuajes y significados para GQ

J Balvin es una estrella en la música, pero no se queda ahí, siempre revoluciona la moda con sus cadenas y prendas. Antes GQ lo había entrevistado en exclusiva por sus joyas. Ahora lo vuelve a hacer, pero con sus tatuajes en Tattoo tour with J Balvin. No es secreto para nadie que Balvin está lleno, casi por completo de este arte.

“Yo creo que una manera de expresarse como la moda, además de la música,  son los tatuajes; estos nos dicen algo acerca de quién eres”.

Balvin contó que su primer tatuaje fue cuando tenía 12 años, él le preguntó a su joven mamá que se quería hacer un tatuaje, y esta pensó que estaba bromeando. Dijo que su mamá le decía: “Sí, sí, anda y hazlo” y como buen niño le hizo caso; fue y se lo hizo.

Era un tribal que luego se cubrió, (lo contó con risas incluidas). J Balvin dijo que si tuviera un hijo lo acompañaría a tatuarse así el niño tuviera 12 años, lo ayudaría y estaría con él escogiéndole el tatuaje adecuado.

El que vemos arriba fue su primer gran tatuaje. Cuenta que es una mezcla loca de diferentes cosas, tiene una mujer, una especie de dólar, un par de cartas de póker, un micrófono, entre otras cosas.

Para él es cómico salir a la calle y darse cuenta de personas que están totalmente tatuadas, porque dice: ” Wow ese hombre está lleno de tatuajes”. Luego se mira y se ríe, porque él también lo está.

J Balvin dice que el tigre es su animal favorito, tiene cuatro tigres en el cuerpo. El del brazo lo hace pensando en cómo se vería si se tomara una fotografía así (como la de arriba).

Cuando fue a Tailandia tuvo la oportunidad de compartir y conocer un poco de su cultura, entre eso tuvo la oportunidad de observar muchos tigres. Cuenta que se enamoró del poder que estos tienen y lo hermosos que son.

A veces, para él, los tatuajes vienen como una fiebre. Puede que se vuelva loco y diga: “Oh, quiero 20 tatuajes”, y bueno, se los hace.

Tiene “Vida”, “Real” y “Lealtad”, este último lo comparte con sus amigos más cercanos.

Quería hacer algo diferente a lo que dictan los estereotipos, por lo que quiso tener en su piel el interior de Mickey Mouse y mostrarlo como es realmente.

El costado fue la parte más dolorosa del cuerpo en la que se sometió a hacerse un tatuaje, contó que no paraba de llorar. Y en la mano, porque es tan delicada que se le hinchó increíblemente.

Tiene uno en la rodilla, que si no amara tanto a Nirvana nunca se lo hubiera hecho, porque duele de una manera de locos.

Ama la estética de la mujer, su perfil, su belleza y cree que son asombrosas, por eso decidió tatuarse a tres mujeres. Dos desconocidas, la Virgen María, Su hermana Karolina y el ojo de una mujer. Cuando habla de su hermana (sexta foto) dice que no es muy expresiva, pero cree que le gustó cuando él se lo hizo.

Uno de los más característico es el de “Familia”, pero ya no es solo la familia de sangre, también entran los admiradores y la gente que lo apoya.

Hay uno que es sumamente especial, “Mi gente”, porque se lo hizo repentinamente hace 12 años y ahora tiene un, digámosle imperio, que llama igual.

Para J Balvin los tatuajes van con la personalidad de cada quien. Si te lo harás debe ser porque quieres y no porque alguien te diga que es “cool”. Sin presiones, simplemente haz lo que debas hacer siempre y cuando te sientas feliz, y claro, duelen como nada en el mundo.

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.