Ja Rule pasó de ser el rey del hip-hop al olvido, te contamos las razones

Hoy es el turno de contar una de las historias más tristes de la música, Ja Rule. La mayoría no lo conoce, unos pocos lo recuerdan, pero fue el indiscutible rey del hip-hop de 1999 al 2003. En serio, Ja estaba en todos lados sin exagerar, tenemos pruebas.

Entró violentamente al juego gracias a Jay Z en la canción Can I Get A… de 1998. “Hov” ya se había consolidado como sinónimo de Nueva York, por lo que un artista con su sello de aprobación tenía que ser algo especial. Hasta fue el telonero del tour de Jay Z ese año.

Ja dio un verso con su voz ronca sonando como DMX, apareció en el video luciendo como 2Pac y dejó a todos queriendo más.

Y le dio más a Nueva York con su álbum debut Veni Vetti Vecci. Hace poco más de un año nadie lo conocía y ahora tenía un disco de platino. Todo el disco sonaba crudo, eran un montón de bangers para las calles de la Costa Este.

Llegó el nuevo milenio y con él un despertar para Ja: había mucho más dinero en el pop. No estaba tratando de construir un imperio, lo quería todo inmediatamente. Cambió totalmente el estilo de su música, empezó a cantar más y a elegir beats más amistosos.

Su segundo álbum Rule 3:36, trajo la colaboración con Christina Millian titulada Between Me & You. El video tenía muchas mujeres en la playa como Holla Holla pero no era el mismo Ja que apadrinó Jay Z; seguía sonando como DMX y vistiendo como Pac, pero ahora estaba apuntando a un público totalmente distinto.

No le importaba, tenía múltiples hits al mismo tiempo en los charts de Billboard. La fórmula le funcionó, pero necesitaba aditivos más fuertes que consiguió para su tercer álbum, Pain is Love.

Presentó a Ashanti ante el mundo y obtuvo su primero #1 en las 100 de Billboard con Always on Time en el 2001.

En el mismo álbum tenía a Jennifer Lopez, que ya era idolatrada por el planeta.

El 2002 fue otro año de gloria. La dupla de Ashanti y Ja Rule mantuvo su poder en las carteleras con Mesmerize.

Ja se sentía invencible y con razón, era el rapero más buscado, la atracción principal. Sin embargo, en su búsqueda incesante por la atención, había alejado a sus seguidores fieles, perdido toda credibilidad en New York y hecho muchos enemigos, uno de ellos sería el responsable de cavar su tumba.

50 Cent entró en el 2003 como un huracán, nadie estaba preparado para él. Venía con Dr Dre, Eminem, G-Unit y una reputación de ser el tipo más malo del mundo por haber sobrevivido a 9 disparos. En parte culpaba a Ja de ese atentado, pero su beef venía desde 1999 cuando Rule vio a 50 acompañado de un hombre que le había robado algunas joyas.

“Fiddy” quería destruirlo y lo logró con Get Rich or Die Tryin’. El álbum mejor vendido del 2003 tenía una tiraera en contra de Ja y su sello Murder Inc, la irrespetuosa Life’s On The Line que venía sonando en las calles de NY desde el 2000.

50 se dedicó a ridiculizar a Ja en cada oportunidad que tenía, quien claro que no estaba contento. Tampoco apreciaba que Dre y Eminem firmaran a un artista con el que tenía un beef, así que les tiró. Fue el peor error de su carrera, ellos se encargaron de tirarlo a una tumba en el hoyo que “Fiddy” había cavado.

Ja se quedó sin fama y respeto, el rey del hip-hop ahora era estaba marginado. La segunda mitad de los 2000 fueron oscuras e inició los 2010 cumpliendo tres años de cárcel por posesión de armas y evasión de impuestos.

El hombre que alguna vez estuvo en la cima de las carteleras, vendiendo millones de discos y colaborando con los artistas más reconocidos, hoy está relegado a un acto de nostalgia.

¿Quién crees que será en unos años el Ja Rule de esta generación?

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.