“Jeremías 17:5”, la canción oficial del odio a los traidores

Canserbero se caracterizaba por tener los versos más poderosos sin importar la índole, si eran románticos eran lo más apasionados, si era de competencia tenías a un Canserbero que podía romperte el cuello, y cuando se trató de los sentimientos más oscuros e iracundos también se expresó de la forma más cruda posible generando un clásico para la posteridad.

Fue exactamente lo que ocurrió con la célebre Jeremías 17:5, una canción en la que encontrarás odio, rencor, venganza y cualquier cantidad de sentimientos relacionados al lado oscuro de la manera más cruda posible. Es una canción donde se palpa la sed de vendetta, una rola que de haber sido dirigida a alguien en particular seguramente le aturdió de manera inclemente.

La rola salió primero como un sencillo que se hizo viral de inmediato, luego de su estreno en el Rap Latino Fest 2011 donde la rapeó en vivo generando de inmediato un hype gigantesco entre el público. Jeremías 17:5 escupe solo venganza, veneno e ira, frases contra la traición y la falsedad, incluso dentro de sus barras aclara que: “Esta canción no es para nadie que no tenga ganas de matar a alguien por falso…”.

“Me siento como un loco al tratar de confiar todavía, en alguien, en el planeta de la hipocresía”

El trasfondo y contexto de esta rola es misterioso, se da justo en una evidente separación de su antiguo compañero Lil Suppa con quien no se le vio retratarse más poco tiempo antes de estrenarse la canción. Canserbero no menciona a nadie, solo lanza frases incendiarias ideales para todos los que han sido víctimas de traición y cañonazos mortales para los traidores.

“Esta es pa’ ti, tú que me traicionaste, a mí me das la mano con tu cara de yo no fui, y yo inocente te la di porque todavía, no sabía que tu risita venía con la fecha ya vencida.
El más traidor puede que lo tengas de frente, bebiendo tus frías o compartiendo tu cena caliente.
¿Nunca habías pensado que tu socio puede ser un sucio que por un negocio te puede dar chuzo?”

La crudeza con la que Canserbero se expresó en esta rola no tiene precedente, ni siquiera 2pac en Hit ‘Em Up que es la tiradera más iracunda de la historia escupió frases tan violentas, reales y furiosas como las del chamo González en Jeremías 17:5. 

La canción tiene dos versiones, el audio original que fue lanzado posterior a su estreno en vivo, donde la crudeza tomaba mucha más dimensión porque daba la impresión de haber sido grabada con los sentimientos frescos y también con un aderezo de licor.

“Déjala colar si pierdes una batalla, que esa no es la guerra y si alguna te falla cámbiala por perra.
Como Willie Colon, en el profundo de mi corazón soy malo”

Luego con la salida del video se estilizó el audio con una versión mucho mejor trabajada a nivel de producción, pero se siente la pérdida de la ira auténtica plasmada en la primera edición. Sin embargo, este detalle no fue obstáculo para la trascendencia de esta canción que se convirtió en una de las favoritas del público y en la rola oficial del odio a los traidores.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.