Cómo Joey Montana pasó de fisioterapeuta a “Scarface” y príncipe azul

Joey Montana se graduó de fisioterapeuta con un promedio genial. En una entrevista contó que su profesión es más que dar masajes; se encargan de ayudar con la rehabilitación y tratamiento de personas con parálisis facial y niños con parálisis cerebral.

Poco tiempo después de empezar a ejercer, reconoció que los casos que trataba lo abrumaban emocionalmente, así que en el 2000 le pidió a su papá dos años para intentar una carrera musical con La Factoría. Su nombre real, Edgardo Antonio Miranda Beiro no era un seudónimo artístico llamativo (aunque “Beiro” sería cool), por lo que adoptó el apodo MC Joe.


La primera probada de la industria musical dejó un sabor amargo. Decidió salirse de La Factoría por falta de protagonismo y persiguió una carrera solista. Voló a Houston, Texas y comenzó a planear el futuro.

El primer paso era el cambio de nombre, vio un poster de Scarface con una cita de Tony Montana y se sintió identificado. Nació Joey Montana.

“¿En quién confío? En mí”

– Tony Montana.


Su carrera solista se frenó por una demanda de su exagrupación que tuvo que pagar con ayuda de su papá. El resto de la década tuvo popularidad moderada en ocasiones.

Lo bueno llegó a partir 2010, con nuevo mánager y sede en México, se dedicó a tirar himnos como La Melodía, Tus Ojos No Me Ven, Picky y Suena El Dembow que lo consolidaron como el príncipe azul panameño, todo un romántico caballero.

No le hizo daño ser compositor de canciones para Paulina Rubio, Luis Coronel, Fanny Lu, Thalía, Reik y Hey DJ de CNCO.

View this post on Instagram

Dígame usted? 😉 #rosaoespinas

A post shared by Joey montana (@joeymontanaoficial) on

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.