Te explicamos por qué Jon Z es uno de nuestros favoritos y la cara más representativa del latin trap

En estos momentos la industria busca personalidad, sí, el talento es importantísimo pero acompañarlo de una posición ante el mundo y la vida lo hace letal, en este momento del mercado musical. Ese es el secreto de Jon Z, el tipo más irreverente, descarado y real de la escena, convirtiéndose en una de las caras más visibles del trap latino.

El chamaco de Junco tiene 27 años y está rapeando desde adolescente, sin embargo, su primera trampa la graba entre 2011 y 2011; viene de la generación de Freestylemania, el portal de donde se dieron a conocer cantantes como Pusho, Bryant Myers y Almighty, pero Jon Z era distinto, contaba con un flow y un estilo súper natural y fresco que de inmediato identifica y engancha.

Creció bajo los valores de la iglesia por su madre cristiana, pero la rebeldía no se hizo esperar y nos trajo al Jon Z rapero que fuma, toma lean y sale con más de 4 babys. Lo firma Boy Wonder para Choosen Few, pero como es demasiado real, continúo su trabajo en la pizzería con el que financiaba sus primeras grabaciones.

Y así como actúa, es su música, no lo importa nada y saca una rola cuyo coro dice “me quiero chingar a Cardi B

Es baterista y fanático del dueño de los tiempos de Blink 182: Travis Barker. Tiene la actitud fresca de aquel Eminem del primer disco, causa gracia y además rapea durísimo, pero encontró su zona de confort en la trampa.

Su estilo se adapta a la perfección al trap, con esa actitud desenfadada y de rockstar que lo lleva a lanzarse al público durante sus presentaciones.

Confía tanto en sus skills que cuando escuchó a Residente hablar de haber implantado un récord de palabras en su tiradera a Tempo, pensé que el también podría hacerlo e incluso superarlo, y de ahí sale el Residente Challenge donde el chamaco demuestra sus habilidades sobrepasando al vocalista de Calle 13.

Viajó Sin Ver fue el palo que lo llevó a la internacionalización, con 60 millones de visitas en YouTube, el consentido de Juncos mató la liga con este tema inspirado en una entrevista donde le mencionan que su grito “Jon Z Men”, sonaba como Viajó Sin Ver, de ahí grabó unas stories cantando ese coro que se virilizó y terminó siendo el éxito mundial que lo catapultó.

Super Sayan Flow es el nombre de la producción que crea junto a su primo Ele A “El Dominio”un álbum de trap de principio a fin. Que es una joya de la trampa en nuestro idioma.

Esta dupla resultó letal y dejan como legado uno de los pocos discos que son completamente de trap en español. Su éxito se ha basado en un trabajo incansable, trabajando en la pizzería desde donde financiaba los estudios de grabación, joseando su material y haciendo sus diligencias, de modo que era cuestión de tiempo que llegara su momento, además de que ahora mismo está muy afilado a nivel de letra flow.

El loco, humilde y real, como se describe tiene una base de fanáticos importante en toda América, querido en Chile, Ecuador, Argentina y Perú.

Su flow suelto es una referencia en el mundo del trap y su estilo es bastante difícil de imitar, todo producto de una personalidad rebelde y sobre todo real, un tipo al que no le importa decir lo que piensa y mucho menos cantarlo, así que en sus rolas te puedes esperar lo que sea y esto es excelente, es trampa con un factor sorpresa.

Su último material viene en colaboración con otro capitán de la nueva escuela: Miky Woodz con la rola No Varillas, una trampa sin desperdicio y con todos los papeles para colarse entre sus éxitos.

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.