Pese a las críticas, Kanye demostró que tomó las decisiones correctas

Hace un par de años, el mundo vio horrorizado, divertido, triste y feliz al mismo tiempo, el decaimiento de Kanye West. Después de tantos años en el mundo de las celebridades, el tipo que acusó abiertamente al presidente de Estados Unidos de ser racista en televisión nacional (en un momento cuando esto era algo sorprendente) iba a “recibir su merecido” al final. Un rollout del álbum bastante confuso, el robo a mano armada a su esposa y un ataque maníaco causado por su trastorno bipolar, se juntaron de la peor manera para llevar a Kanye a un estado tan crítico que lo llevó a ser hospitalizado.

Cientos de miles de voces resonaron al unísono en redes sociales para convertirlo en el bufón de turno. ¿Cómo podía este tipo que se comparaba con Jesucristo vivir con una deuda de más de 50 millones de dólares? La salud mental y el legado de Kanye fueron el punto de conversación favorito de los medios para hablar con las celebridades. Muchos que eran amigos de él, lo apoyaron. Otros tantos que sabían que aún su sombra llegaba muy lejos, decidieron quedarse afuera de la valla. Un grupo minoritario pero bastante vocal dijo que estaba demente, que debería dejar las locuras y dedicarse a rapear.

Sin embargo, Kanye está demostrando que sus decisiones convierten a sus detractores en charlatanes que quizás deberían pensarlo dos veces antes de emitir opiniones rabiosas.


Quizá te interese:
Ads Vidaprimo

La portada de Forbes no muestra a la ganadora

Quien encabezó la lista de Forbes de las celebridades con mejores ganancias en 2018 fue la ya familiarizada con West, Taylor Swift. Kanye quedó en la tercera posición, detrás de ella y su cuñada, Kylie Jenner. Swift ganó una cantidad increíble de dinero con su gira y su nuevo record deal. Jenner con uno de los logros publicitarios más impresionantes de la historia del Internet, domina en un mercado con poca apertura.

Kanye ganó la mayoría de su dinero gracias a Yeezy. La marca de zapatos nueva con más hype de los últimos años, llevada a cabo por Kanye en colaboración con adidas, es la piedra angular del imperio liderado y pensado hasta el último milímetro por el rapero y productor nativo de Chicago, que este año superará la valoración de mil millones de dólares americanos.

Solamente en 2018 las ganancias de Kanye superaron a las de otros titanes en la industria como Beyoncé, Jay-Z, Diddy e incluso, las de otros artistas que supuestamente tuvieron un “mejor año” como Drake, Travis Scott, J Cole, Ariana Grande y Post Malone.


¿2018 fue el año de Drake?

¿En cuanto a éxito musical? Sí lo fue. Drake debería estar orgulloso de ello. ¿En cuanto a credibilidad? Pusha T podría opinar distinto. Pero lo que se veía obviamente es que 2018 sería el año de Drake en cuanto al dinero. Al final, tuvo cuatro sencillos número uno, un álbum número uno, y un deal con Apple Music. Pero fue el año de Drake hasta que no lo fue.

“Checks (Nike) sobre Stripes (adidas), eso es lo que me gusta, eso es lo que nos gusta. Perdiste mi respeto, no eres una amenaza” decía Drake en SICKO MODE sobre su afiliación con Jordan y su beef reciente con Kanye. En esa y otras canciones demostró su postura: está en contra de adidas y puso en ridículo a Yeezy (como marca y persona).

Sin embargo las mesas dieron vueltas, y Ye se quedó con la bolsa de dinero al final del año. Pero todo esto no es sobre Drake, aunque él fue uno de los críticos de Kanye más vocales y de mayor perfil. Drake terminó en el puesto #25 de la lista Forbes.


El futuro de Kanye West

Yeezy está en camino de convertirse en una compañía billonaria. Pero eso no lo es todo para Ye.

En su entrevista con Forbes le preguntaron cuántos zapatos habían en el estacionamiento en el cual fue tomada la foto que encabeza este artículo. ¿Su respuesta? “El número es irrelevante, lo que estos zapatos representan es el amor. Es como si tu abuela te sorprendiera con una tarta de cumpleaños y lo primero que hicieras es preguntarle los ingredientes de la masa y el glaseado”.

Kanye también ha dejado la música un poco de lado para enfocarse en Yeezy y su familia. Al final del día su compañía puede ser autosuficiente hasta cierto punto, lo que le da más tiempo para su familia, al contrario de como ocurre con la música que es un proceso que requiere mucho más tiempo y atención.

Kanye no ha abandonado la música absolutamente, el año pasado hizo la proeza de producir 5 discos, de los cuales 3, fueron éxitos críticos gracias a su participación. Pero si lo hiciera sería una decisión algo fácil, ¿más tiempo con tu familia versus expandir un legado musical que ya de por sí es extenso e imponente? La respuesta es clara para Ye.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.