¿Kendrick Lamar podría ser considerado el mejor rapero vivo?

Kendrick Lamar ha sido considerado en varias oportunidades como el mejor rapero vivo, pero, ¿qué tan cierta es esta afirmación? Ser multifacético es un regalo y una maldición. En caso de que un segmento de los fanáticos se enamore de un estilo específico, podría ser complicado ofrecerles un cambio. Cuando un rapero es capaz de acabar un instrumento, no siempre es fácil aceptarlo. Sin embargo, la versatilidad se encuentra entre los principales pilares de la longevidad.


Quizá te interese:
Ads Vidaprimo


Kendrick Lamar, quien se levantó como un miembro de Black Hippy, ahora es la cara de la autocursión musical. Todavía es surrealista pensar que después de soltar Control, este hombre tiene un Premio Pulitzer. Pero tal es el atractivo de Kendrick Lamar, que posiblemente aparte de ser considerado el mejor rapero, también sea el letrista más brillante del Hip-hop.

A pesar de su concepto, nunca debe olvidarse que Kendrick es un MC en el sentido más verdadero. Kendrick ha encarnado a un rapero desde el principio. Ya sea formando parte de movimientos grandes o con su carrera en solitario. En una cuadrilla de letristas y gángsters, K. Dot soltaba flow a través de sus versos meticulosamente elaborados. Para aquellos que se sienten nostálgicos por las grandes líneas de Kendrick, utilizaremos algunas entregas para analizar esta teoría.


Monster Freestyle

Aunque se ha dicho mucho de la línea de Nicki Minaj sobre Monster, los años de la mezcla encontraron un K. Dot joven y hambriento a la altura del momento. El Monster Freestyle del 2010 se completó con un video, que mejoró el efecto de su encanto underground.

Mientras se desliza sobre el instrumental de Kanye, suceden muchas cosas. Con los ojos bien abiertos y la voz temblorosa, saca un truco que también aplica en Control. ”Jigga debería haberse retirado”, dice, revelando una idea de a quienes consideraba el “Monte Rushmore” del lirismo en ese momento. ”Voy tras Kanye, Nas, Snoop Dogg…”.


Black Lip Bastard (Black Hippy Remix)

El giro de Kendrick Lamar en el remix de Black Lip Bastard es refrescante en su purismo. La pista evoca el alcance del hip-hop underground. Kendrick tiene la tarea de patear la mesa, no es exactamente una posición poco envidiable, pero sí una en la que hace un trabajo rápido. Acercándose con un aire diabólico a su alrededor, Kendrick ofrece una mezcla de batalla y la imaginación, que eventualmente abandonaría durante el proceso de maduración. Aunque, no del todo.


Rigamortis

A pesar de ser una escucha densa y altamente conceptual, Section.80 retuvo su espíritu. Rigamortis, es una muestra de ello. A medida que avanza la canción, Kendrick descubre una habilidad suya desconocida. Estructura sílabas magistrales a una velocidad digna de los mejores. Lo que pasa con Lamar es que rara vez cae en la trampa de rapear rápido para quedar mejor.

No importa cuán complejo sea el flow o el beat, su mente encuentra maneras de agudizar cada estrofa con un peso importante. En el momento en que cierra Section.80, Kendrick ha hecho la transición del hombre a la bestia. Aunque nunca pierde la compostura, pues el doble tiempo no es nada para él.


Backseat Freestyle

Es imposible pasar por alto Backseat Freestyle. Tal vez la unión por excelencia del marco conceptual y las líneas no pensadas. Enmarcado como una sesión diaria de estilo libre, en la que el joven prodigio del rap, Kenny, impresiona a todos con su destreza lírica. Por un lado, deja en claro que Kendrick puede ir más allá de los círculos intelectuales. Esto genera una sensación de indecisión salvaje reservada solo para ocasiones especiales.

BF encuentra a Kendrick Lamar explorando la mayoría del tiempo, algo de alguien que lleve el título de mejor rapero. La producción está libre de los límites de la estructura de la canción tradicional. No es frecuente que Kendrick se permita la diversión, pero cuando lo hace, es el tipo de juego que rompe todo los moldes.


Control

Control se ha vuelto infame. Su verso es uno que muchos maestros de la actualidad todavía sostienen como una obra maestra. Aunque aparentemente es la canción de Big Sean, Kendrick Lamar logró con éxito la rara hazaña de secuestrar la pista. Logró dejar el instrumental en ruinas. No es frecuente que un solo versículo pueda romper Internet, pero Kendrick Lamar logró hacer exactamente eso.


Deep Water

A pesar de que Kendrick Lamar no es exactamente una bandera para Compton, tuvo un impacto perceptible en el álbum de estudio más reciente de Dr. Dre. En Deep Water, Compton es la pieza central. Aunque la partición de Anderson. Paak sigue siendo un punto fuerte, Kendrick Lamar entrega uno de sus versos más desquiciados hasta la fecha. Es fácil imaginarlo sosteniendo una pistola, apuntando de espectador a espectador sin rima ni razón.

Lee a nuestros amigos de Latido Music: Así lucieron las estrellas de la música latina en los Premios Juventud 2019

Luego de este análisis, afirmar que Kendrick Lamar es el mejor rapero es un tema de gustos. Ahora, no podemos negar que Kenny se encuentra en un nivel superior que muchos de sus colegas, además, ¿alguien más puede asesinar una canción como Kendrick Lamar?

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.