Recordamos “Kilates 2” y la canción que rompió en 2003

Como en todos los años desde 2001, 2003 no fue la excepción si hablamos de tiempos dorados, excelentes canciones y decenas de producciones al mercado. Justo en el año 2003 la competencia era a muerte, cada productor y artista se ocupó de lanzar sus mejores cartuchos, así tuvimos: Mas Flow, Diva, Desafío.

Pero hubo una producción que trajo consigo la rola del verano, que se pegó y se convirtió en clásico, además de traer dentro de su cartel de artistas a los más duros del momento y talentos súper prometedores de la época, hablamos de: Kilates Vol 2: Segundo Impacto.

El proyecto cortesía de la compañía Diamond Music, fundada y presidida por el legendario Ivan Joy quien desde el 2000 empezó a levantar su propio imperio siendo la casa de unos noveles: Yaga y Mackie, Zion y Lennox y hasta Jowell y Randy.

Desde la casa disquera ya se habían lanzados tremendos éxitos como Sonando Diferente de Yaga y Mackie, su primer disco compilatorio Kilates 1 preparó el terreno para que en 2003 apareciera lo que llamaron el Segundo Impacto que traía dentro de sus refuerzos más imponentes a: Tego Calderón, Ivy Queen, Yaga y Mackie, Eddie DNicky Jam.

Precisamente Nicky fue quien le dio la vida y el impulso necesario al álbum para que trascendiera las fronteras de Puerto Rico, con éste apareció el éxito Yo No Soy Tu Marido, una rola que se infiltró en todas las bocinas de Latinoamérica hasta nuestros días.

Aunque el nombre de Nicky ya era conocido en la isla e incluso estrenaba para ese mismo año su álbum Salón de la Fama, la canción con la que colaboró para Kilates 2 fue la que puso su nombre en boca de todos latinos en el continente e incluso fuera.

Pero no era la única buena rola del disco, y sería injusto no mencionar temas clásicos como Lo Lamento, donde Tego Calderón hace de las suyas trayendo perreo y beef en el mismo paquete.

Eddie D hace acto de presencia con un himno del rap latino Censurarme  por ser rapero, una rola con críticas incendiarias hacia la sociedad. Yaga y Mackie hacen estragos con Los Maleantes Me Dicen, una rola que fue subestimada y quedó detrás de la estela de las canciones de Tego y Nicky, pero que goza de una calidad excelente con un estilo de reggaetón maleantoso que además invita al perreo, un equilibrio perfecto de ambos estilos.

Kenny era le promesa del 2003, justo un año después el encarcelamiento de Tempo aparece este chamaco al que todos le adjudicaban el trono que dejó el narco hampón tras su encierro. Realmente su estilo se parecía mucho al de Tempo y contaba con una calidad lirical envidiable, sin embargo su carrera no trascendió y se diluyó tras no capitalizar la fama que se estaba ganando y la presencia junto a los más duros de la música latina en esta producción.

Un disco histórico y joya de los tiempos dorados de la música latina, en la que el bombardeo musical que había hacia el mercado no paraba con producciones de muchísima calidad, y en 2003 Kilates 2 nos regaló varios clásicos para la historia.

 

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.