Las lesiones más tontas que han sufrido los jugadores de la NBA: Parte 2

nba

En el máximo nivel del deporte, las lesiones pueden matar las aspiraciones de un equipo. Jugadores de NBA cuentan como en Playoffs “los equipos ganadores son los que se mantienen saludables”. Por este hecho, el margen de error con que los deportistas viven su vida diaria debe ser minimizado, pero no siempre es así.

Ya hace unos días analizamos las lesiones más tontas que han sufrido los jugadores de la NBA. Hoy decidimos continuar con el recuento para demostrar lo efímeras que a veces son las precauciones de los basquetbolistas y cómo la prudencia podría mantenerlos en el juego. Que sirva de historia cautelar para futuras generaciones de deportistas.

Quizá te interese:
Ads Vidaprimo

Michael Jordan vs. Un cortador de cigarros

nba jordan

Ni siquiera el mejor de todos los tiempos estuvo a salvo de la Ley de Murphy cuando aunque retirado no oficialmente, se melló un tendón de su dedo índice derecho mientras usaba un cortador de cigarros en enero de 1999.

Oficialmente nombrado como una “laceración del tendón flexor”, Jordan necesitó cirugía para repararlo y 6 semanas de terapia ocupacional para la rehabilitación. Unos meses después, en septiembre, Jordan volvería a las canchas con los Washington Wizards en su famosa gira de retiro que implicaba jugar a los 40 años.


Brad Miller vs. Los platos sucios

brad miller nba

En el mismo día que fue nombrado Jugador de la Semana de la Conferencia del Oeste, Brad Miller necesitó nueve puntos de sutura en su dedo índice de la mano derecha, luego de casi cortárselo con un cuchillo mientras limpiaba los platos.

Miller dijo: “Esta es la última vez que ayudo a fregar”. Y su compañero de equipo Mikki Moore dijo: “Cuando lo vi, estaba todo amarrado. Así que le dije ‘¿vas a lanzar 20 y 20 en dos partidos y después irás a cortarte los nudillos?’. Dije: ‘eso es muy inteligente, Brad’. Y él dijo ‘nah, esa es mi suerte'”. Brad terminaría jugando 5 temporadas más en la NBA.


Enes Kanter vs. Una silla de la NBA

kanter nba

En el segundo cuarto de una victoria de Oklahoma City sobre los Mavericks, un claramente frustrado Kanter se fue a la banca en un tiempo fuera y golpeó una silla plegable acolchada.

La silla al parecer giró y Kanter tuvo su antebrazo atrapado en el filo de metal. Se fue a los vestidores y no volvió a ese juego. Los rayos X confirmaron la fractura que lo dejaría fuera por 9 partidos. Russell Westbrook dijo: “Es difícil hombre, especialmente quedar fuera de la manera en que él lo hizo. Es bastante desafortunado. Él es un hombre fuerte, así que sé que volverá mejor”. En esa postemporada Kanter fue tradeado a los New York Knicks.


BJ Tyler vs. Una bolsa de hielo

Antes de la temporada 1995-1996 de la NBA, BJ Tyler fue seleccionado por los Toronto Raptors en un draft de expansión. De acuerdo al libro del periodista Chris Young, Drive, Tyler accidentalmente se quedó dormido con una bolsa de hielo en su tobillo, lo que causó una hipotermia zonal que dañó severamente los nervios y que lo haría perder toda la velocidad por la que era conocido. Por consecuente, BJ Tyler se tuvo que retirar. Definitivamente la más triste de las tontas lesiones de nuestra lista.


Marcus Smart vs. Un cuadro de fotos

Marcus Smart falló un potencial triple ganador en la bocina un día antes de que se lesionara la mano mientras apartaba bruscamente un cuadro de fotos. Pero aparentemente estos dos eventos no estuvieron relacionados.

De acuerdo a fuentes, la ira se Smart fue motivada por “fotos subidas por una amiga mujer en redes sociales” que luego fueron borradas. Tuvo bastante suerte y solo perdió 11 partidos.

Marcus dijo: “Los doctores dijeron que los dos tendones corren por el área del meñique, los tendones principales, y que literalmente el vidrio estaba ahí en medio de los dos. Me dijeron ‘deberías jugar la lotería o algo porque solo por poco fallaste tus tendones’. Ellos no lo entienden, no ven cómo pasó. Así que le agradezco a Dios por eso todos los días”.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.