Recordamos “Los Bandoleros”, el debut de Don Omar como productor ejecutivo

Los “Varios Artistas” como eran conocidos los discos recopilatorios que empezaron a salir desde los tiempos de The Noise, basados en reunir el talento de muchos cantantes, se convirtieron en la norma de la música latina durante más de 15 años. Con este formato muchos cantantes dieron el salto al mundo de la producción y se dieron casos excelentes como el de Héctor que terminó siendo uno de los mejores a la hora dirigir el barco para lanzar discos súper duros.

También sirvieron para darle la oportunidad de lanzar un álbum a nuevos productores como en el caso de ElielTiny con Los Benjamins, sirviéndoles la plataforma para demostrar de que estaban hechos cuando se trataba de comandar la tropa hacia las mejores rolas, como lo hicieron LunyTunes en Mas Flow.

Uno de esos cantantes que decidió probarse en este aspecto fue Don Omar, que luego del éxito de The Last Don, siguió los pasos de su mentor (Héctor) y en 2005, lanzó al mercado su primer turno como productor ejecutivo: Los Bandoleros.

Para este álbum, William Omar quiso armar una alineación equilibrada entre la vieja escuela, los talentos establecidos de la generación en curso y la sangre nueva, como si se tratara del 11 titular de la selección nacional del rap y el perreo. El disco arranca con un son de tambores típico de Puerto Rico que sazona Gallego con su spoken word callejero, en una descarga tremenda de identidad que concentra el concepto que intenta plasmar Don con su álbum. El intro da paso a uno de los hits de la producción: Donqueo, un dembow con aire callejero y competitivo ambientado en una cancha de baloncesto.

Química con la leyenda Wiso G se convirtió en un clásico de inmediato. Se trató de una remezcla que modernizaba la rola del mismo nombre producida por Playero para Wiso en 1992. La canción empieza con la voz de Don diciendo “Los únicos dos pilares de este género, el primero y el último”.

Pero la joya de la corona fue Bandoleros, el sencillo promocional del disco en colaboración con Tego Calderon que se convirtió en un himno en toda Latinoamérica además de ser el soundtrack de Fast and Forious: Tokio DriftBandoleros marco la época por traer un mensaje callejero y de protesta que concentraba la esencia del rap latino.

Es difícil que en nuestros días alguien no conozca el coro de esta rola en la voz de Don Omar y las fuertes líneas de Tego escupiendo su opinión acerca del sistema y sobre la condena de Tempo.

Un tal Arcángel ocupó una de las posiciones de la sangre nueva con el tema En el callejón, despegando la carrera del chamaquito hasta nuestros días. Cosculluela era otro de los juveniles en este lineup que empezaba a dar pasos con su estilo duro de rap gangsta, Vamos a darle se titulaba su rola y era una ráfaga de versos que aplastaba el beat sin contemplación.

Zion y Lennox, Rakim y Ken-Y, Ivy Queen, Alexis y Fido, Ñengo y Nicky Jam fueron algunos de los nombres que engrosaron el tracklist del disco con el que Don Omar se graduó de productor ejecutivo y le dio el empuje para empezar su propio camino, ese que lo llevo a encargarse de King of Kings y las ediciones de Meet The Orphans que duplicaron el éxito de su primer turno.

Los Bandoleros es un excelente recuerdo de la segunda oleada del Reggaetón, antes de que entrara la revolución de los sonidos electrónicos.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.