Machine Gun Kelly tiene todas las de ganar en su beef con Eminem

Hace cuatro días reseñamos que los raperos blancos enloquecieron, especialmente Eminem G-Eazy que salieron a cortarle la cabeza a Machine Gun Kelly (MGK). Kelly terminó luciendo como el tonto, pero ayer se levantó del suelo y se limpió la tierra con Rap Devil, un diss contra “Shady” en el que mencionó a su hija, a su exesposa, cuestionó su hombría y le pidió que se retirara.

Son 4:47 minutos de un valiente esfuerzo lirical de parte de Machine Gun que nos hace pensar que tiene las de ganar, abajo te damos las razones


Antes que nada, debemos recalcar el coraje de MGK por responderle a Eminem, un tipo al que la mayoría le huye. Solo echen un vistazo a la reacción de otros raperos que fueron atacados en Kamikaze, la mayoría reaccionó con comentarios en Instagram o Twitter diciendo que lo merecían o felices porque los mencionó.

Ninguno tuvo la valentía de hacerle frente, probablemente porque recordaron las humillaciones de Ja RuleBenzino Everlast, pero a Kelly no le importa (“según ellos eres un tesoro nacional, para mí eres tan suave como una pluma”).

En segundo lugar, nadie toma en serio a Machine Gun Kelly como rapero. Gozó de mediana popularidad entre el 2011 y el 2012 con Wild Boy, pero su carrera siempre ha estado orientada al público pop. Su último gran hit fue hace dos años, Bad Things con Camila Cabello en el coro.

Absolutamente nadie espera que pueda superar a Eminem rapeando, pero varias personas encontraron un motivo para respetarlo y reconocerlo como MC.


Otro motivo es la dura realidad que rapeó en el tercer verso de Rap Devil: “sé que el ego te está doliendo solo por saber que todos tus fans me descubrieron”. Para bien o para mal, este conflicto le dará exposición a MGK, sus números de streaming subirán y con suerte ganará un par de cientos de fanáticos nuevos.

Por último, lo peor que puede pasar es que “Slim Shady” le dé una paliza lirical tan salvaje que lo convierta en un meme eterno, pero aún así Machien Gun saldría victorioso porque creció admirando a Eminem.

Entre insultos, Rap Devil es la petición de un seguidor apasionado a su artista favorito para que deje de destruir su reputación (“no te estás volviendo mejor con el tiempo, está bien Em, suelta al lápiz” y “es un camino rápido cuando tus ídolos se convierten en tus rivales”).

Así que si “Em” vuelve a capturar la magia del inicio de su carrera antes de que las drogas hicieran que olvidara cómo rapear, Machine Gun Kelly será el tipo más feliz del mundo porque fue el responsable de reanimar a su artista favorito.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.