“Mazas y Catapultas” el día en que Kase O se puso romántico

Kase O es el tipo que dijo “que no baile nadie con mi música, si no es pegándole patadas a un hijo de puta”, solo con esta línea puedes tener una idea del estilo que representaba el rapero más duro del reino de España, apodado también como “Jode Culos Ibarra”.

El Kase O con el que crecimos escuchando Violadores del Verso era un “macarra” como dicen en España, un malandro como dirían en América o un tiguere en República Dominicana. El verso callejero más respetado en el habla hispana provenía del barrio La Jota y era cortesía de Kase O en una descarga de reflexiones, metáforas, comparaciones y agresividad con la que nuestra rabia adolescente se identificaba de inmediato.

Pero los años no pasan en vano, la madurez siempre llega, y Kase O lo hizo en tono romántico con Mazas y Catapultas.

Mazas y Catapultas es el track 10 de su disco El Círculo, el proyecto concretado después de Jazz Magnetism que manejaba influencias muy fuertes de jazz con músicos en vivo marcando el ritmo para sus fraseos.

El Círculo fue una vuelta al boombap por la puerta grande, y aunque en su proyecto anterior había tocado temáticas suaves, la canción de la que hablamos representa un cambio de estilo total respecto a todo lo que estábamos acostumbrado a oír del señor Javier Ibarra.

Esta rola trae una bonita combinación de rap y flamenco, pero con más de flamenco que de rap. En principio la percusión es marcada por una caja flamenca, acompañada por bajo y guitarra, la combinación de instrumentos generan un ambiente en el que crees que aparecerá Diego El Cigala, pero quien aparece es el maestro Kase O, que cabe destacar no es cantante, es uno de los mejores liricistas y el mejor rapero de España.

Sin embargo en Mazas y Catapultas compone con un estilo que le obliga a intentar cantar, dando una muestra de versatilidad brutal. Hace una mezcla entre su rapeo y entonaciones que suena muy natural.

View this post on Instagram

Entrevista del 2015 de @noiseyenespanol @ese_narvaez que nos parece interesante recordar; . “Aprovechando este punto en su carrera, le pedí a Javier Ibarra, a.k.a Kase.O, un decálogo con las enseñanzas que considera más importantes de este proceso y este fue el resultado, una especie de guía de superación personal que si a él le funcionó, seguro más de uno la va a agradecer. . Tomen nota: . Haz lo que tu voz interior diga sin importar los obstáculos o voces que se pongan en contra. . Confía en ti mismo. . Trabaja en equipo. . Escucha y hazte escuchar. . No hay reto imposible. . Los milagros existen. . Las buenas personas también. . Rompe con los prejuicios. . Visita terrenos inexplorados donde nunca hayas estado, si quieres traer algo nuevo a tu vida. . Mi público es sensible, inteligente y creativo” . 📷 @gustaffchoos @gustaffroom #MadCool2018

A post shared by Javato Jones (@kaseo_real) on

Una letra simplemente hermosa del imaginario de Kase O, que habla de la llegada de un nuevo amor, uno que no esperaba puesto que ya se había acostumbrado a la soledad. Javier demuestra que no solo sabe competir o desahogar rabia en sus rapeos, su lápiz es envidiable con esa capacidad de escribir los versos más bonitos o los más desastrosos.

El coro flamenco es logrado gracias a los talentos de Sara Díaz, Irene Reyes María Lopez, este punto es uno de los que más generan enganche en la canción, las voces se combinan a la perfección en un hermoso unísono que corona la esencia flamenca de esta canción.

Mazas y Catapultas es una joya, versos exquisitos en un ritmo tan simple como poderoso, una mezcla perfecta de flamenco con tintes raperos y un coro que enamora. Así fue como el “Jode Culos Ibarra” suavizó su corazón y estilo y nos regala una canción que exhibe un lado suyo que no vemos siempre.

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.