Meek Mill salió de prisión y se volvió en el amuleto de la suerte de los Sixers

Meek Mill salió oficialmente de prisión. Estuvo encarcelado cinco meses con una condena de dos a cuatro años por violar su libertad condicional. El caso ha estado rodeado de controversia, sobre todo cuando se reveló la semana pasada que el policía que lo arrestó, está envuelto en casos de corrupción.

Al enterarse, los fiscales del distrito exigieron que fuera liberado inmediatamente, pero la jueza, quien había hecho cosas inusuales como pedirle a Meek que la saludara en una canción con Nicki Minaj, solo permitió una audiencia en 60 días.

La Corte Suprema de Pensilvania no estaba dispuesta a dejar que esto sucediera y liberaron a Mill sin necesidad de pagar fianza. Aunque aún debe esperar aproximadamente 60 días para la audiencia, se espera que la decisión sea la eliminación de la condena.

Kevin Hart Michael Rubin, el dueño de los 76ers de Filadelfia lo visitaron en la cárcel ese día. Cuando iban saliendo recibieron la noticia y fueron los primeros en anunciarla.

El mentiroso de Rubin nos dijo primero que Meek, uno de los fanáticos más leales y apasionados de los Sixers no iría al juego de anoche. Luego subió una foto con él camino al estadio.

“Milly” recibió una bienvenida de héroe de la ciudad y fue el encargado de tocar la campana luciendo una jersey de Joel Embiid.

Vio el partido con su hijo.

Con Meek como amuleta y la combinación Embiid – JJ Riddick – Ben Simmons, los Sixers alcanzaron su primera semifinal en seis años.

Rick Ross está más feliz que nunca con la liberación de su artista.

T.I. subió una conversación que tuvo con Meek poco tiempo después de ser liberado.

“Te hicieron un preso político para silenciarte… ¡Te mantuviste de pie y firme! ¡Ya no pueden detenerte! ¡Está a punto de terminar!”

La “reacción” de Rihanna a la noticia fue una cosa divina.

View this post on Instagram

mood 😩 #meekhomeaf @theshiggyshow

A post shared by badgalriri (@badgalriri) on

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.