MGK y su sorprendente 2019 tras muchos escándalos

Tras un año en el foco principal de la farándula debido a su encontronazo con Eminem, donde ambos se dedicaron temas y palabras. Machine Gun Kelly parece haber conseguido un rumbo fijo en su carrera en 2019 con numerosos temas, incluyendo su cuarto álbum de estudio Hotel Diablo, que demuestra sus talentos en el Hip-hop, con buenas líricas, ritmos y esencia.

Su beef con Slim Shady fue crucial para los éxitos que está logrando en 2019, con un enorme crecimiento en popularidad, sea para bien o para mal. Varios raperos en su momento mostraron señales de alabanzas hacia Kelly, como The Game que declaró: “Nunca buscas un beef con Eminem, demuestra valor”, lo que dio buenos motivos al rapero de seguir creciendo. Sumándole además, la fama que tomó después del estreno de la película Bird Box en Netflix, en la cual MGK participó en el elenco.

Después de unos meses de parón, Machine volvió de lleno en mayo, con temas como Hollywood Whore, El Diablo, y I Think I’m OKAY en colaboración con YUNGBLUD y Travis Barker.

Los intentos fallidos en sus discos, como Binge en 2017 y bloom, lo llevaron a incursionar más en otros géneros, trayéndonos en julio de 2019 el álbum Hotel Diablo, donde combina ritmos de rap y rock, variando en sus temáticas, con 14 canciones y participaciones de artistas como Lil Skies, Trippie Redd, YUNGBLUD, Phem, y otros.

MGK siempre había estado en esa búsqueda de conectar su música con los aficionados del rap y hacerlos adentrarse en su música y sus palabras, por fin este año lo ha conseguido después de un largo tiempo intentándolo, lo que merece un premio a la constancia de hacer lo que quieres y no desalentarte por nada. Sin embargo, el rapero dejó claro que no va a dejar de lado su rivalidad con Eminem y aquello que lo lanzó a la fama.

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.