La historia de cómo Nautica se ganó un lugar en el Hip-hop

Nautica Lil Yachty

Es difícil conocer cómo Nautica, una compañía de ropa para los amantes marítimos, ganó su lugar en la historia del Hip-hop. A primera vista, no parece haber ninguna explicación de cómo la marca, fundada en 1983 por un inmigrante taiwanés llamado David Chu y comercializada exclusivamente para blancos con yates, terminó en los cuerpos, y en las letras, de grandes del género como Nas, Lil Kim y Wu Tang Clan a mediados de los 90.

Junto a Polo Ralph Lauren y Tommy Hilfiger, Nautica era un tercio de la Santísima Trinidad de las marcas estadounidenses de lujo informal en la década de 1990. 

Nautica Hip-hop

La especificidad de su misión, marketing y objetivo demográfico es lo que diferencia a Nautica de sus competidores. Tenía el mismo estilo estético y calidad que sus compañeros, pero se distinguía por su origen e iconografía.

Nautica significó un nivel de prestigio que fue profundamente atractivo. “Si uso Polo, la gente pensará que soy alguien que puede pagar Polo, que no soy como ninguno de los otros tipos en mi cuadra”, dijo Emeka Obi, una estratega creativa que creció en el este de Nueva York. “Es una aspiración social: quieres que te vean como alguien que ha estado en los Hamptons, aunque nunca hayas dejado el Bronx”.

Quizá te interese:
Ads Vidaprimo

La tecnología marítima de la marca fue algo grande en aquella época, “Cuanta más tecnología tenía mejor, era mucho más difícil conseguirlo. Cualquier cosa con una correa opuesta que no significaba nada o una hebilla que no tenía ningún propósito, un cierre que era demasiado complicado. Cosas así eran enormes”.

Nautica Lil Yachty

Desafortunadamente para Nautica, su apogeo fue de corta duración. La especificidad que diferenció a la marca de sus competidores fue también lo que precipitó su caída. “Realmente no se salieron de la cuestión de ‘nos encantan los barcos'”, dijo Obi.

A fines de la década de los 90, realmente no hacían las cosas más extravagantes que estaban haciendo anteriormente, por lo que no se destacaron en el mercado. A diferencia de Lauren e Hilfiger, cuyos rostros siguen siendo sinónimo de sus respectivas marcas hasta hoy, David Chu nunca fue el rostro de Nautica. Nadie sabía quién era David Chu o qué aspecto tenía, nadie lo mencionó en las letras de Hip-hop.

Lee a nuestros amigos de Vidaprimo: La marca Pull & Bear y Rosalía sellan una nueva alianza

Pero eso cambió cuando Chu vendió la marca en 2003 y la nueva administración puso manos a la obra. Lil Yachty es la primera cara negra de una campaña de Nautica; la marca llamó a la puerta después de que él les había dado un año de promoción gratuita casi constante en sus redes.

“Me alegra que finalmente estén prestando atención a la popularidad de las colecciones antiguas. Espero más colecciones, más colaboraciones”, dijo el rapero.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.