Negocios que montaron algunos deportistas después de retirarse

La vida después de los equipos puede ser trágica para los deportistas si no tienen negocios en lo que respaldarse. Por eso Cristiano Ronaldo tiene planeado lo que hará cuando se retire: algunas películas y cuidar sus hoteles. Wayne Rooney quiere seguir involucrado con el fútbol como mánager. Mucho antes de abandonar la jersey de los Lakers, Kobe Bryant estaba invirtiendo millones en empresas de tecnología e información.

Veamos los negocios que persiguieron los atletas tras retirarse:

David Beckham es quizá uno de los mejores jugadores en cuanto al manejo de su retiro. Su marca personal, la cual construyó detalladamente a la par de su carrera deportiva le tiene asegurado un futuro dorado siempre y cuando no tome una decisión que sea un desastre de relaciones públicas. El proyecto más ambicioso tras su retirada es la creación de un equipo de Miami para la Major League Soccer (MLS), un sueño que se hizo realidad.

Un disparo forzó a Salvador Cabañas al retiro en el 2010. Tan repentino como eso se fue alejó su fortuna, mansiones, apartamentos y en general, un futuro prometedor. Desde entonces trabaja como panadero en el negocio familiar. El año pasado asumió la coordinación de inferiores del Deportivo Capiatá, localidad de su natal Paraguay.

Rio Ferdinand nunca jugó en Italia, pero cuando sintió que era el momento indicado para abandonar la vida de futbolista decidió asociarse con otros empresarios para la creación de Rosso, un restaurant de comida italiana ubicado en Manchester.

Derek Jeter quiso dejar un mapa para la vida que inicia cuando los astros formalizan sus retiros, por eso y a pesar de los millones que ya poseía decidió crear una editorial. Jeter Publishing llevó al mercado Muhammad Ali Unfiltered, un libro de “El Campeón Del Pueblo” donde se aprecian fotografías reconocidas e inéditas con textos seleccionados por la leyenda.

Vinnie Johnson ya no es el “chico malo” de Detroit, ahora es un empresario respetado. Como dueño de Piston Group es uno de los más poderosos en el negocio de las auto partes. Maneja aproximadamente 15 fábricas en Norteamérica.

Quentin Richardson no es el más recordado por su carrera en la NBA, pero cuando llegó al ocaso decidió construir un legado en el mundo de la comida. En el 2012 firmó un contrato para ser socio de 10 sedes de la franquicia East Coast Wings + Grill. Hasta diciembre del 2017 era scout de los Detroit Pistons, no sabemos si eso sigue ahora que volvió a las canchas como parte de Power en el BIG3.

Tino Asprilla le está diciendo a Colombia “Métele un golazo a tu pareja (…) sorpréndela con los nuevos condones y vete de #LevanteConDonTino”. Sí, tiene una línea de preservativos y la promoción es… otra cosa.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.