Melymel y Mozart La Para traen el flow jamaiquino con “No One”

Jamaica es la madre de la música que tanto nos gusta, sus inmigrantes en USA en combinación con los latinos y la comunidad afro local generaron el mestizaje que produjo toda esa gama de tonalidades de las que gozamos hoy en día.

Pero si nos vamos a los inicios de este sonido en nuestro continente, nos damos cuenta que el flow jamaiquino fue la base desde donde partieron los exponentes latinos para dar forma a su estilo, era el flow jamaiquino lo que usaban tipos como Yankee, Notty o la gran mayoría de panameños que dieron arranque al movimiento desde la zona del canal, y es que ese flow tiene un piquete que engancha demasiado, la pronunciación y los compases rítmicos son muy pegajosos.

Así es como en pleno 2018 aparece una rola con el equilibrio perfecto entre el sonido moderno y las raíces jamaiquinas, como un back to basics que no regresa del todo, pero con los ingredientes que crean el inconfundible sabor de Jamaica, cortesía de Mozart La Para Melymel, su nombre es No One.

No One

Empezaremos por decirte que esta canción tiene el poder de hacer que la  repitas 10 veces más después de la primera reproducción, ese sonido relajado y alegre te invita a no despegarte más. Se trata del clásico piano de reggae pero procesado con sintetizador logrando un efecto “roots” modernizado, marcando la melodía tras una tímida batería que te lleva al R&B sin despegarte del reggae.

El instrumental es un viaje de ida y de vuelta entre Kingston y Nueva York, te lleva a los años 80s y te regresa al 2018, un equilibrio logrado a la perfección por el legendario KoOolKojack que ha producido para Sean Paul, MatisyahuNicky Minaj para mencionar algunos porque la lista es gigante.

No One

Los responsables sobre el micrófono son Melymel y Mozart La Para, trayendo el flow jamaiquino más fiel para terminar de coronar este palo. Melymel no decepciona, nunca lo hace y en No One alardea de una versatilidad increíble con ese coro genial y pegajoso, ejecutado con un acento jamaiquino y su inigualable piquete que le imprime muchísima actitud a todas sus intervenciones.

Escucharla rapear siempre es una buena noticia y en este ritmo suena excelente, como si llevara toda la vida cantando reggae y dancehall.

View this post on Instagram

Coming soon… @melymel

A post shared by MOZART LA PARA (@mozartlapara) on

Mozart con su particular flow en esencia jamaiquina hace lo propio y no desencaja, ya lo habíamos escuchado con un estilo similar en Si te pego cuerno junto a Farruko, de modo que No One le resultó pan comido para sacarla de homerun. Esta rola tiene todo para ser un palo, un productor de grandes ligas que logró un sonido perfecto y muy comercial, junto a dos pesos pesados del sonido urbano que vienen demostrando un nivel poderoso para terminar de colarse en las bocinas del continente.

 

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.