Sin embargo, desacreditar completamente la destreza lírica de Drake es, sencillamente, algo absurdo. Algo que podría dañar la credibilidad de una fuente. Como dijo una vez Jay-Z, en lo que bien podría ser su fragmento más brillante de comprensión lírica: