La importancia de lo visual y de las portadas de los álbumes en esta era

En un mundo de excesivo consumo musical en streaming, uno podría pensar que la importancia de las portadas de los álbumes está concluyendo. La obra de arte se reduce principalmente a una pequeña miniatura que acompaña al proyecto de un artista. Un proceso creativo que funciona como carta de presentación inmediata al público. Teniendo en cuenta las condiciones de esta nueva era, podría pensarse que la importancia de una portada cada día disminuye más.


Quizá te interese:
Ads Vidaprimo


Por el contrario, el arte del álbum es tan importante como siempre, o quizás más. Las aguas agitadas de las redes sociales que explotan visualmente a los usuarios han creado un entorno en el que la portada del álbum juega un papel principal.

En un esfuerzo por sobresalir entre la multitud, los artistas deben crear algo que atrape. Visuales para captar la atención del espectador en unos segundos mientras se desplazan o hacen clic. Y esto en el Hip-hop juega un papel vital.

Esta es una tarea difícil para los rappers que no cuentan con una base de fanáticos sólida. Especialmente, cuando se enfrentan a la realidad de una poca capacidad de atención. Para los consumidores que se alejan del ámbito de los artistas recomendados o las caras familiares de las redes sociales, el descubrimiento de algo nuevo puede ser una tarea complicada. Aquí es donde la portada trabaja en base a una premisa: el estimulante visual invita al estimulante auditivo.

Las portadas siempre buscan cómo generar una conexión emocional inmediata con los posibles fanáticos. No es simplemente una forma de muestra por su función original, tiene un propósito mucho más amplio. Este complejo fenómeno competitivo se ha hecho especialmente pronunciado en los últimos años, y los artistas han optado por recorrer diferentes rutas. En 2016, Drake se aferró a la ”Meme Culture” con la portada de Views.


Ese mismo año, Young Thug duplicó su uso de imágenes atrevidas para llamar la atención y comenzar una conversación con la portada de Jeffery. La portada de Barter 6 es otro ejemplo de la astucia artística de Young Thug. Internet fomenta la difusión, por lo que si los artistas pueden aprovechar este potencial, pueden llegar a más ojos más allá de su audiencia habitual.

Además de obtener la atención de las masas, el arte de la portada también puede ayudar a los artistas a captar la atención de figuras de la industria. Las malas ilustraciones pueden causar desinterés, mientras que las imágenes limpias y llamativas tienen más probabilidades de dar la impresión de un artista experimentado. La calidad percibida es una forma de medir cómo es la situación actual de un artista.

Si la idea detrás de la portada del álbum es evocar una respuesta emocional memorable, entonces algo genérico es el peor enemigo. El arte de la portada no necesariamente tiene que hacer una declaración artística o ser un punto de intriga, pero sí debe tener un propósito en la marca de un artista, entonces, debe despertar la curiosidad de las personas al proporcionar un contexto al contenido musical.

Para entender solo deben verse los álbumes que Kanye lanzó antes del cambio de la década. Graduation habló a través del trabajo del renombrado artista japonés Takashi Murakami. El arte radiante coincide con el ascenso total de Kanye a superestrella. Pero el final de 2007 le trajo mucho dolor, y la portada de 808s & Heartbreak es una muestra conmovedora de ese período en la vida de Kanye.

El minimalista y desinflado corazón es una representación de la tragedia que rodea la vida de Kanye tras la muerte de su madre. My Beautiful Dark Twisted Fantasy, presenta a Kanye desnudo, bajo una criatura alada la cual está desnuda también. George Condo, quien pintó la obra de arte, afirmó en una entrevista a The New Yorker que Kanye dejó en claro que quería generar controversia.

La música se difunde junto con el arte visual. Los dos están entrelazados de tal manera que la portada puede mantener el interés y, posteriormente, aumentar la experiencia auditiva. La cubierta del álbum puede ser una introducción a la experiencia sin siquiera darle play. Los colores y el diseño permiten que las imágenes coincidan con la música, ofreciendo una vista previa de lo que está por venir.

Lee a nuestros amigos de Vidaprimo: Christian Nodal y Sebastián Yatra se juntan para realizar ”Esta Noche”

En el hip hop, las visuales siempre han jugado un papel importante, especialmente teniendo en cuenta los primeros vínculos del género con la cultura del graffiti. Pero imagina, por un segundo, si la música no tuviera ningún visual. No tendríamos con nosotros la grotesca e imponente imagen de DMX completamente lleno de sangre falsa en la portada de Flesh of My Flesh, Blood of My Blood.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.