¿Qué está sucediendo actualmente con el rap asiático?

Asia tiene una cultura de Hip-hop en expansión, pero sus matices corren el riesgo de ser aplastados por una narrativa que ignora las especificidades culturales. En Kids de Rich Brian, el estruendoso himno del boom bap de su nuevo álbum The Sailor, el rapero de 19 años declara que: ”Les dirá a estos niños asiáticos que pueden hacer lo que quieran”. Por esa razón, decidimos analizar qué sucede con el rap asiático.



Sirve como una especie de declaración de misión, no solo para Brian, que ha pasado de ser un cómico de Vine al estrellato internacional del Hip-hop en solo unos años. También para su sello, 88rising, que desde su fundación en 2015 ha promovido el crecimiento colectivo de raperos asiáticos y cantantes de R&B. Han proporcionado representación a un grupo que durante mucho tiempo se ha vuelto invisible en el panorama de la cultura pop occidental.

El éxito de 88rising entre su gran base de fanáticos asiático-estadounidenses es sorprendente. Teniendo en cuenta que la mayoría de los artistas en la lista del sello no son exactamente asiático-estadounidenses. Rich Brian es chino-indonesio, mientras que Joji creció en Japón, Higher Brothers en China y Keith Ape en Corea del Sur.

Sean Miyashiro, fundador y CEO de 88rising, tiene raíces coreano-americanas y japonesas-americanas. Pero, a pesar de todo sus orígenes son radicalmente diferentes, las personas que componen 88rising sienten sin embargo una sensación de afinidad entre sí debido a sus orígenes asiaticos.

Es este aspecto, el hecho de que una comunidad musical global se pueda construir alrededor de una identidad compartida, o que un  niño de 16 años pueda subir un video de rap viral en Indonesia y terminar siendo un ícono para los niños asiáticos en todo el mundo, es en lo que se ha enfocado la mayor parte de la cobertura del colectivo en inglés. 

¿Pero el enfoque en los orígenes de estos artistas como una característica unificadora borra la verdadera diversidad que existe dentro del rap asiático? Higher Brothers son un cuarteto con sede en Chengdu que se jactan de que sus flows son ”Made in China”. Rapean en mandarín sobre fenómenos específicamente chinos, como la aplicación de mensajería WeChat.

El gran éxito de Keith Ape, It G Ma, fue único por ser una colaboración multilingüe entre raperos coreanos y japoneses. Estas especificidades culturales son integrales para comprender el trabajo de estos artistas. Pero, en la mayoría de las coberturas en idioma inglés, se han enfocado en su cultura. Los contextos culturales distintos se tratan como si fueran fundamentalmente iguales.

Un artículo de Rolling Stone sobre 88rising describe el objetivo de Miyashiro como “sacar lo mejor de la cultura asiática”. Sin embargo, hay que preguntarse si realmente existe una “cultura asiática” coherente. En el mejor de los casos, esto borra lo que debería ser una oportunidad para celebrar la diversidad cultural. En el peor de los casos, refuerza un estereotipo racista donde todos los asiáticos se ven iguales.

Este tipo de miopía cultural perjudica enormemente la rica variedad de culturas del Hip-hop que se encuentran en todo Asia. Hay una gran diferencia entre el explosivo rap pop presentado en programas de talentos muy populares como The Rap of China y Show Me the Money de Corea del Sur  y los neuróticos temas de Suboi, o la fanfarronería de $tupid Young.

Del mismo modo, le costaría encontrar similitudes sonoras entre estos artistas y productores japoneses de Hip-hop instrumental como Nujabes, o las líneas políticas de Rap Against Dictatorship. La pereza de estas comparaciones se hace evidente cuando las aplicas a raperos no asiáticos. Sería absurdo combinar los estilos de Logic y Migos, por ejemplo.

No hay lugar para este tipo de pluralidad en los discursos occidentales que rodean el Hip-hop asiático. La idea del rap asiático promovida por la mayoría no tiene contexto, ni matices, ni historia. De hecho, mire la mayoría de la cobertura y pensaría que no existían raperos asiáticos antes de 2015. 

La forma en que hablamos del rap asiático no tiene que ser el todo buena. Existe la posibilidad de que la movida asiática sea un movimiento poderoso basado en la unidad radical. Un grito de autodeterminación y solidaridad intercultural, pero ese potencial no se puede realizar si estas culturas se ven opacadas por una versión comercial.

Esta definición simplificada de lo que significa ser asiático está en todas partes en la cultura pop. Sin embargo, los artistas se resisten a esto. En Kids, el tema mencionado de Rich Brian, Brian no solo grita a los asiáticos en general, reconoce la lucha que comparte con ellos, sin borrar los matices que hacen que su propia cultura sea única. Cuando hablamos de rap asiático, debemos aprender a seguir su ejemplo.

Comentarios de Facebook
Ingrese sus palabras de búsqueda y presione Enter.