Leyendo ahora:
La importancia del rap en la carrera de Conor McGregor

La importancia del rap en la carrera de Conor McGregor

Enigmático, llamativo y bravucón son las palabras correctas para definir a “The NotoriousConor McGregor. Es un artista de artes marciales mixtas que rompió la barrera del deporte para convertirse en una sensación global. Con ganancias que superaron las de Brock Lesnar, GSP y Ronda Rousey, el irlandés ha llevado al deporte anteriormente prohibido a niveles imprevistos de atractivo general. Es como una estrella de rap.


Quizá te interese:
Ads Vidaprimo


Solo una pequeña parte de su popularidad deriva de la admiración por su movimiento fluido y devastador poder. Si hubiese mantenido el solemne respeto a sus oponentes tal y como lo exigen las artes marciales tradicionales, el ex campeón de Crumlin en dos divisiones no sería una estrella sino otro de los campeones de UFC que alcanzó su punto máximo y nada más, quizás.

El espectáculo y la actitud de Conor trajo un nuevo ídolo. McGregor es el nuevo Muhammad Ali, Pernell Whittaker o Prince Naseem para la generación del Hip-hop. Todo está a la vista, desde el uso de The Hypnotize de The Notorious BIG como su canción de abandono, hasta su amor por las marcas de streetwear. Incluso sus líneas despiadadas donde desprecia a sus oponentes nos recuerdan la brutalidad auditiva en las líneas de algunos beefs.

Durante la reunión promocional para su histórico combate con Floyd Mayweather, Conor citó su amor por el género. Durante esta época el irlandés estaba sufriendo múltiples acusaciones de racismo a lo que él respondía:

“Quiero decir, ¿cómo puedes decir eso, cuando, mírame por el amor de Dios?” Estoy saliendo sangrando y rapeando Biggie. Estoy gritando, dándole respeto. ¿Sabes a lo que me refiero? Soy fanático de la sh*t. Soy un gran fan de la cultura. Si me preguntan cual es mi lista de reproducción, todo lo que escucho es el rap.”

Amado y odiado de igual forma, su confianza en sí mismo y sus demostraciones de riqueza exorbitante se toman directamente del libro de jugadas del Hip-hop. A los 30 años de edad, Conor es una estrella de finales de los 90 y principios de los 2000, donde ser extravagante era parte fundamental del género. En este sentido, su actitud refleja la de muchos raperos a lo largo de la historia, pero su deseo de aumentar sus ingresos lo lleva a otro escalón de la jerarquía del género y al territorio de los magnates. Al igual que Diddy, Hov, Dame DashNicki Minaj, por nombrar algunos.

Las empresas comerciales de Conor fuera del octágono lo han visto hacer una incursión exitosa en el mundo del licor. Preparado en la destilería más antigua de su Irlanda natal. Su whiskey se ha convertido en una extensión adecuada de su marca y es muy buscado en todo el mundo. Como se vio durante el desfile del día de San Patricio en Boston, la bebida ahora es sinónimo de McGregor y seguramente habrá una demanda de ella mientras permanezca en el ojo público.

Conor confirmó su amor por el Hip-hop cuando hizo pública su lista de reproducción pre-UFC 229. Su playlist estaba dividido entre lo más under y éxitos comerciales. Su repertorio incluía el clásico Bling Bling de LOX, Clipse, Biggie, Wu-Tang, Busta Rhymes.

Está claro que la cultura urbana desempeñó un papel fundamental en la creación de la estrella controversial que conocemos hoy. Sin embargo, lo que no tenemos muy claro es cuál MC es el más parecido a él en términos de estilo y temperamento. ¿Cuál crees que sería el rapero más semejante al peleador? Déjalo en los comentarios.

Lee a nuestros amigos de Vidaprimo: Empire Latino 2019 la rompió en Las Vegas

 

 

Comentarios de Facebook
Input your search keywords and press Enter.